viernes, 2 de noviembre de 2012

Comentario al relato de Ana María Matute, Bernardino, por Elda López


ELDA LÓPEZ, MADRID

Es un texto escrito en primera persona con un estilo sencillo en apariencia, pero muy bien trabajado, la escritura se desarrolla con fluidez, y eso nos indica que estamos ante una buena escritora.

2006-04-04
Elda López -de rojo- junto a Susana Simón
 durante la presentación del libro "Cuentistas Madrileñas"
Al lector lo sitúa en una zona agrícola, a través de la descripción de las fincas, y con sólo unas observaciones sobre los niños, informa de la existencia de minas en el entorno. Muestra también las clases sociales: terratenientes (las familias de Bernardino, y de los tres hermanos), mineros y obreros (los niños del pueblo que juegan en el río y hacen travesuras).

La rigidez de Los Lúpulos queda descrita a través de las hermanas mayores, la vestimenta formal que obligan a llevar a los hermanos, y la falta de libertad para jugar. El punto de calidez lo proporciona el perro Chu muy encariñado con su amo, a pesar de su frialdad, pues Bernardino es descrito con ojos inexpresivos como si fueran de cristal.

Ser diferente, convierte a Bernardino en el blanco de los demás que desean mofarse del niño bien.

La historia presenta a los niños del pueblo dispuestos a vengarse en algo que pueda hacer daño a Bernardino, su perro, porque lo consideran un blandengue siendo ellos superiores en valor y fuerza. Pero cuando comprueban que Bernardino está dispuesto a recibir la paliza en lugar de su perro, los matones se sienten desconcertados, pues muestra más valentía de la que ellos tendrían, y cuando ven que la situación se les va de las manos huyen.

A los hermanos les parece una injusticia pero son cobardes, pues anteponen el miedo a desvelar algunos de sus secretos antes que defender a Bernardino de una injusticia. Ellos también están sorprendidos por la actitud de Bernardino, pues nunca pensaron que se mostraría desafiante ante sus enemigos por amor a su perro.

Pero tras la fachada fría e inexpresiva, Bernardino tiene sus sentimientos, que por su educación, es incapaz de mostrar delante de los demás, y por eso se esconde para llorar al lado de su perro, en el único ser que ama y en el que confía.

Esta historia en apariencia sencilla, muestra los sentimientos y las reacciones de las personas en situaciones que se desarrollan de manera imprevista, y es cuando se descubre lo que esconden en su interior, a veces bien distinto de su apariencia.

Publicar un comentario

"PLUMA Y TINTERO" - Revista Literaria ahora en versión FLIP (libro Flash)