jueves, 11 de junio de 2015

Roberto MALDONADO ENTREVISTA a: Eduardo SANGUINETTI

CON EDUARDO SANGUINETTI

Por Roberto Maldonado
Gobal Editor Network
07-06-2015


Filósofo, poeta, intelectual que ha influido en la última vanguardia del milenio, Eduardo Sanguinetti, además de activista ecológico y social, autor del "Manifiesto de los Indignados de la Cruz del Sur". Este personaje, un trascendente transmisor de la realidad política y cultural de este tiempo, en sus editoriales, publicadas en los más diversos medios del mundo. Su prominente obra, escrita, fílmica y musical, se enmarca dentro de la tendencia del minimalismo -de la que según Jean Baudrillard, es precursor en América Latina-. Sanguinetti procura en sus operaciones por y para el arte y la vida en relación, una recuperación de la identidad del hombre, perdida tras las fórmulas "del tener y dejar de ser". La noticia de que está propuesto, nuevamente, al Premio Nobel de Literatura, por su extensa obra escrita, que consta de ensayos filosóficos, poemarios y nouvelles, nos motiva a entrevistarlo, en este medio.

Eduardo Sanguinetti, a través de su participación en el acontecer político-cultural de estas últimas décadas, hemos aprendido a conocerle, respetarle y admirar su coraje como referente indiscutido del "intelectual independiente", incorruptible, que se asimila la verdad en libertad hasta sus últimas consecuencias, para ir "por un mundo donde quepamos todos, en paz y armonía". En sus país, Argentina, habrá elecciones presidenciales en este año 2015, a la que usted antepone una frase que le pertenece "Vótese a si mismo", pues considera usted que ante la ausencia de candidatos con trayectoria comprobable, con capacidad de administrar una tierra tan pródiga como Argentina, cada ciudadano debe "cuidar de sí". Me interesa su opinión acerca de las elecciones y que piensa de la obligatoriedad del voto en su país.

La democracia en Argentina, se limita a un simple procedimiento, es un formalismo que, eso sí, hay que cumplir a raja tabla. Como el dogma es que al poder sólo se accede por el voto, el cómo se consiga, no interesa. La conservación del poder se realiza a través de una reelección perpetua con constituciones ad hoc, el cómo se logre, no se cuestiona.
El trabajador era solidario, además de trabajar, y se asimilaba a la instancia que la modernidad instaló, para vivir y permanecer en un mundo mejor.
Y si te puedo hablar de la década del setenta, donde a pesar de los tremendos choques ¿ideológicos? a veces oportunistas, pues el peronismo no olvidemos a mi entender malogró un proyecto de país, que desgraciadamente y anacrónicamente no existía, la burguesía temerosa, no daba lugar al cambio indispensable, para no caer en la vacuidad del peronismo reinante.
Pero grandes hombres, templados, con coraje y desinterés todavía existían y tenían lugar sus voces en medios de comunicación, en la calle, en las Universidades, en foros de debate, incluso en las barricadas...lo recuerdo cuando en los setenta tomé la Facultad, el apoyo que recibí del Dr. Conte, decano de la misma y de profesores muy idóneos y sin temores, para que pueda tomar la Facultad e impedir el cambio de autoridades: toda una épica, no era broma, los que venían povenientes de sindicatos y demás detritus, lo hacían con armas y con ánimos de malograr lo porvenir.
Hoy Argentina y el mundo se debate en un desierto donde un futuro calculado ya no está en nuestras manos, y todo lo que deba hacerse de parte del Imperio se hará, no tengan dudas...la resistencia sería simplemente no anotarse en cuanta red existe, no leer la prensa diaria que miente, y apagar la tv junto ocn las radios, no podrían vender publicidad, si se hace lo que manifiesto al límite...es decir comenzar de fojas cero.

Internet. Antes el acceso a la información evidentemente no estaba al alcance de cualquiera. Sin embargo se accedía a la misma información que ahora. Pero la información llegaba de manos de gente capacitada. Por ejemplo el arte: en los 70 y 80 ibas a la casa de alguien y tenían buenos cuadros, bibliotecas, etc. no era todo tan descartable como ahora. Internet hizo instantáneo el acceso a la información, eso trae muchas ventajas, pero no sé si la mayoría de la gente las aprovecha. Le diría que con internet, la gente sigue está peor que antes. Porque antes para informarse había que hacer cierto esfuerzo, y existían ciertos canales, con flujo de información, ya que no están, y eso es malísimo. Usted ha vivido, la era pre internet ya de adulto, ¿piensa que hoy la cultura se valora menos, por ser más "barata"?
-La Cultura hoy no necesita ocultar sus miserias y torpezas, tras un esplendor espectacular. Una obra sutil u compleja crea un espectador sutil y complejo. Y viceversa. Por ello no confundamos lo popular con lo público, instancia que internet logró, borrar la instancia de una Cultura legitimada por la fuerza y contundencia de las obras, hoy inexistentes.
En el trabajo, de cada ensayo de existencia personal y cultural, la realidad es una hipótesis de trabajo y un incierto punto de llegada, pero nunca un punto de partida. Del mismo modo que la vida sería algo así como como una hipótesis de supervivencia, una prueba experimental de existencia. Desde este punto la Cultura es insoluble en esta realidad de hoy. Excepto soluciones rituales, ceremoniales, míticas.
Mientras el arte conceptual hablaba radicalmente de una fusión del arte y la vida, hoy con Internet y mañana con pos internet es más predecible una "Confusión" en la "Confusión" ya instalada.
No sucede, que la Cultura se valore menos, simplemente a mi entender ya no se valora, existe un cambio de paradigma muy visible, donde la Cultura no es barata, ni cara, no "ES", en términos de identidad, a la que nos acostumbró la Cultura de siglos que nos precedieron.
Hoy grandes nombres de hombres del pasado carecen de significado, le quitaron trascendencia...el fin, en próximas respuestas abundaré sobre el tema, no menor, diría que hace al núcleo constitutivo de la metamorfosis de la Cultura de este tercer milenio, aún sin destino.

Hablemos de las décadas de los 60, 70, 80, 90, 00 y 10. ¿Hacia dónde iba el hombre en cada una, y adonde llegó?
Ante tamaña pregunta, de inmediato recuerdo a The Beatles y no puedo dejar de rendir mi humilde homenaje a los 44 años de la grabación de esa obra maestra: Sargeant Pepper Lonely Hearts Club Band (junio 1967), maestros inigualables, precursores de si mismos, inolvidables, como la década en la que transitaron, inaugurando la Cultura "Pop", moviéndose dentro de la perspectiva subjetivista que siempre ha caracterizado a los movimientos juveniles desde el siglo XIX.
La referencia al fenómeno que la ha precedido inmediatamente, el Rock and Roll, introduce un aspecto escatológico: la hipertelia, que se evidencia en hacer posibles nuevas formas de vida, en antípodas a lo planteado por el Sistema, que sigue instalando sus oprobiosas guerras de diferencia y de neocolonialismo en Vietnam, Medio Oriente, el Congo, la guerra fría, a todo este frente que pareciera de otro tiempo, los movimientos hippies, de panteras negras el Black Power, las universidades del mundo resistiendo y enfrentando a ese sistema que parecía agotado, alteraciones de lo social que pueden conjugarse también con la irrupción del heroico Che Guevara que en búsqueda del "hombre nuevo" recuperando la unidad de cuerpo y doble, reafirma una mentalidad típicamente estoica: la invitación a soportar y persistir, que acompaña con la voluntad de llevar a término la finalidad asumida a pesar de todas las dificultades.
Este hombre un héroe de nuestro tiempo, resistido y calumniado por el Sistema Capitalista-Burgués, hasta el cansancio para luego de su asesinato en Bolivia, hacerlo ícono de cuanta rebelión y movimiento surja en el mundo, hasta instalar su imagen como moda en afiches, camisetas, murales... la imagen total que relaciona, pelo, rostro, ropa. Garantiza un esquema a través del cual se puede probar de manera irrefutable, el vínculo con la sociedad de la imagen, sin por ello invalidar el territorio del espíritu.
En fin ya desde Heidegger nos llegan los ecos de que el comportamiento de la sociedad, es sentido como una sociedad de la imagen. Y esas imágenes a partir de los sesenta son actuadas por la sociedad de masa como si fueran profundas las transformaciones, desde el punto de vista de las costumbres, que la redefinen como una "sociedad de la cosa".
Si volvemos sobre la problematización de la apariencia enunciada, nos encontramos hoy enfrentados a una exacerbación de ciertas élites pseudo-intelectualoides ex-yuppies, de los cuidados del cuerpo y la estética vestimentaria.
Si nos volvemos a situar en los años '70 y los primeros de los '80, la memoria retrotrae a unas radicalizaciones que pueden describirse como pasaje de la cultura 'Pop' a la cultura 'Punk' y 'Post-Punk', en lo concerniente al mundo joven, del 'footing' al 'jogging' y al 'trekking' - cultura del cuerpo-, de la moda a la 'antimoda' y al 'look' -cultura del vestuario.
La multiplicidad de acontecimientos que se sucedieron en aquellos años, determinaron un aflojamiento del todo en lo referente a la moral burguesa. Y esta liberalización, a veces brutal y no menos repentina, produjo resultados entusiasmantes, pero también rudos, violentos y groseros.
Después de celebrar a Wilheim Reich y su cultura sexual entre los años'60 y '70, adoptando las teorías de la resistencia sexual, eclectizando datos: tantrismo, zen, karezza, lanzák, coitus reservatus...atentos a la experiencia de devenir cosa, se pasa de las nociones de liberación, inhibición, síntoma, angustia, represión, descarga pulsional, a las de ternura, prudencia, conservación y otras semejantes.
El 22 de julio de 1969, el hombre llegó por primera vez a la luna. Fue un momento extrañamente decepcionante, para cuando Neill Amstrong, dió su "primer gran paso en nombre de la humanidad", el pobre astronauta-hombre se había convertido para mí en un aburrimiento de dimensiones literalmente mayores que el mismísimo universo. Así pues los años sesenta conseguían su objetivo, penetrar, poco antes de finalizar la década, en el futuro, unos astronautas rebotando sin peso, en un desierto sin luz. La humanidad bostezó, apagó el televisor y se fue a acostar.
Todas las décadas terminan con la misma búsqueda, apresurada e inquieta, de las notas claves, de lo que está por venir, a medida que se acercaban los años setenta, parecía que lo jóvenes de esa década, habían obtenido poder y reconocimiento, era como si se hubieran apoderado de un secreto prohibido a las anteriores generaciones. Revisando el proceso, costaba poco descubrir cuál había sido su punto de partida...no olvidemos el '68 francés, un mayo que quedó grabado, como los grafitis que cubrieron todas las paredes de París :"muérete objeto", aludiendo y rebelándose contra una sociedad de consumo que había que exterminar, dando paso a un nuevo paradigma. Tuvo su réplica inmediata en todas las capitales del mundo...para llegar a hoy y en distancia el final es deprimente, puesto que los que lideraron estos movimientos se asimilaron al sistema que deseaban destruir. ¿Anacrónico? o ley de vida.
El problema que actúa como sutura a través de las décadas que se suceden desde los sesenta, es la existencia subyacente de un colonialismo en el que una parte se disuelve sin solución. No importa que este colonialismo hable de integración, ya que integración significa de hecho la renuncia a lo diferencial en bien de la unidad, del acuerdo. La integración tiene también el nombre del eclecticismo, convertido en un estilo. La ausencia de ideología convertida en ideología.
Y no puedo dejar de mencionar a seres maravillosos que vivieron y murieron algunos en estas décadas, dando obras maravillosas que se eternizarán a pesar de los agoreros de siempre. Fellini (8 y medio, La nave va, Amarcord, etc.), Antonioni (trilogía: El Eclipse, La noche, El desierto rojo, luego Blow Up, Zabriskie Point, El Pasajero, etc.), Bertolucci(Último Tango en París, con un Marlon Brando para el recuerdo, en los ochenta Refugio para el amor, con John Malcovich y Debra Winger, etc.), los alemanes Rainer Fassbinder con 42 films filamdos en 13 años hasta su muerte en mayo de 1982, Werner Herzog, con El enigma de Kaspar Hauser, Woiseck, Nosferatu, etc, de los '70, los polacos Wajda y Zanussi, los americanos Altman, Peckinpah, Allen y sus obras que perdurarán por siempre...en el terreno político ya nombré al Che, porque no a John Kennedy, asesinado por su acólitos, como a su hermano Robert, a Martin Luther King, en música a Jim Morrison poetas como no los hay, Burroughs, Ginsberg, Shepard, Dylan, Marley, Joplin, Lennon, Piazzolla y tantos otros, a todos los que de una manera y u otra intentaron construir un mundo para todos, a pesar hoy como desde hace un par de décadas, se producen las apropiaciones y promociones que reciben parte de la cultura de los países del tercer mundo.
Existe un lubricante de esa maquinaria, o mejor dicho esas culturas periféricas son un lubricante perfecto para una sociedad cuyas raices se sienten agotadas. Son el estímulo, la fescura de una sangre espectante, vigorosa, bienintencionada, desconocida en os grnades centros culturales de Londres, Nueva York, París o cualquier provincia, se llenen con precipitadas y oportunistas muestras de arte sudaustraliano, con exposiciones sobre arte de los dogones, o urbanismo de los Topi, y los Congresos inviten a los nativos para reflexionar sobre su destrucción, en nombre de la comprensión intercultural, se descontextualizan los objetos, proyectando sobre ellos nuestros juicios y prejuicios, en nombre de la diferencia. En su nombre el compromiso se convierte en repertorio, y la lucha de existencia de los pueblos enormemente amenazados, en un stock fresco de cultura Pret à Porter recién llegada del "mundo exótico".
Puedo hablar de la Perestroika, del Muro de Berlín y su Caida en 1989, de la renuncia de Nixon, de Kissinger, de Cassius Clay o Muhamed Ali, de Carlos Monzón, de Maradona, y de Guillermo Vilas, de Brigitte Bardot y Jane Fonda, junto a Richard Burton y su matrimonio con Elizabeth Taylor, todos fueron primera plana de los medios del mundo, sin el imperio y las nupcias planetarias de la web, que hoy todo lo controlan y hacen creer a una humanidad que participan democráticamente por Twitter del acontecer de un mundo ya cocinado y listo para servir...el tema ambiental tan lejano para Argentina en los sesenta, hoy presente en los ambientalistas de nuevo cuño, siempre llegamos cuando todo está por terminar...es nuestro karma argentino...pero a pesar de esto en los sesenta la cultura nuestra a pesar de nuestros espantosos políticos tuvo lugar y trascendente con el Di Tella, de donde surgieron músicos como Ginastera, Cutaia. Bailarines y coreógrafos como Oscar Araiz, artistas visuales como Julio Le Parc, ganador de la Bienal de Venecia de 1966, de Norman Briski un genial actor que llegó a actuar con Geraldine Chaplin  a las órdenes de Saura y hacer teatro en Nueva York en un perfecto inglés...jamás tuvo su papel en Argentina, salvo La Fiaca, de Talesnik...los grupos del denominado Rock Nacional, único rock con ese nombre un tanto tendenciosamente facho.
Vida significa aquello que expresa una mutación, un devenir que puede separarse de sí mismo, convertirse en una eliminación, y atraer lo extraño, transformándolo en si mismo. Pero para ello deben temblar los mitos y las entrañas de nuestra eternidad cultural para poder hacer frente a los retos de la incertidumbre y la complejidad que nos plantea este milenio.
Se dice que asistimos, a una situación de crisis absoluta de valores. Para unos síntoma de la confusión del mundo, para otros la realización del paraíso de la igualdad, la fraternidad y la libertad. Finalmente para todos, un flujo irreversible de acontecimientos cuya flexibilidad simulada no consigue ocultar su extremo rigor.
Desacreditamos viejos paradigmas por parecernos inútiles para enfrentar una nueva realidad, cuando en realidad el equívoco es utilizarlos y la tentación más fácil fingir una crisis. Pero no hay exactamente crisis de valores, imperan unos nuevos apenas identificados, tanto más peligrosos cuanto más invisibles, cuanto menos se discuten. Indudablemente hoy es preferible hablar de pasión y ya no de crisis, para identificar las nuevas formas (¿post-históricas?) en que anacronismo e hipercronismo, academicismo y homogeneidad se manifiestan.
A pesar de décadas pasadas, hoy recicladas a ritmo digital, a nosotros corresponde aventurarnos en una tarea que se sabe imposible. Sabiendo además que se intenta, se pierde la vida en el empeño, y si no se intenta, la vida está perdida de antemano, antes de vivir.
Con todo donde todo parece querer decirnos que algo concluye (un ser, un mundo) yo intuyo que algo comienza. Y donde todo parece querer decirnos que algo comienza, sé que algo continúa. De Capitalismo y ese tipo de temas no hablaré por ahora, tiempo al tiempo y espacio al espacio.

En los 40-50-60 hubo progresos técnicos, estéticos y económicos notables. digamos 40 y 50 fueron las décadas del hogar -electrodomésticos, esposas, familias, autos, vacaciones-; en los 60 digamos que se se produjo un aquelarre en todas las áreas del acontecer humano, con la psicodelia, timothy leary soñó con futuro increíble, pongamos que fué la década del "más allá del cerebro"; en los 70 la psicodelia vistió al mundo, crearon una estética de lo impecable: pensaron traer el futuro al presente; en los 80 todo el mundo se vistió de fucsia, apareció Madonna y toda esa estética bizarra, de golpe todos querían ser "new romantic" con lo nuevo y todo lo anterior pareciera que nunca ha existido, y de los 90 en adelante nada. Estaríamos empezando en la tercera década en la que no se produjo nada reconocible. Sacando internet, que fue la gran novedad pero que con el tiempo vemos que es más de lo mismo, a mayor velocidad de acceso. ¿No será esto el fin del mundo? ¿La ausencia de producción cultural no es el fin del hombre? masas de simios anestesiados usando internet en todo el globo. Retomando una pregunta anterior, antes el hombre necesitaba trabajar para acceder a la cultura, ir a librerías, disquerías, viajar a otros países a ver qué corno pasaba, habrán soñado seguramente con la tecnología que tenemos ahora. Ahora que la tenemos no la usamos para nada excepto dejar pasar las horas frente al monitor. Entonces lo mejor de la especie humana ya pasó, fueron esas épocas donde había que ganarse el pan cultural. Digamos que ahora que todo es posible se ve lo vacuo que es el ser humano. Ahora que todo es fácil la miseria crece sin control. También ahora es mucho más fácil ser un tonto, porque todo es más accesible pero no veo que ahora haya una epidemia de genios.
-Es acertado lo que manifiesta, en relación a la vacuidad en que aparentemente se vive, con los "simios anestesiados" instalados en internet la mayor parte de sus días, difiero en cuanto a que en los '80 hubo solo Fucsia, creo humildemente que se intentó ordenar el bagaje de obras y continuar en el camino de la creación, pero dando la espalda a las fuentes, y todo termina en un Requiem por la muerte del arte y la tradición de la modernidad, por ello el paroxismo aumentó conforme se acercaba la muerte del siglo XX y el inicio de un nuevo milenio.
Una gran fiesta fúnebre en honor de un pasado abolido, al que pertenezco...no por ello dejar de intentar seguir construyendo, a mi manera y con mis modos, que no ignoro causan estupor y rechazo en la nueva cultura "plural", "colectiva", "anónima" conformada de deshechos biodegradables, para el disfrute colectivo, de una humanidad que se cocina un porvenir sin huellas. Deviene entonces la censura, el callar mi voz en este caso y la de muchos, vivir una muerte prematura de la "idea" y de la "creación", dando lugar a clausurar el 'sentido' en todas los reciclajes, que como novedad monstruosa ofrece la Cultura de este tercer milenio, subordinando el placer de la creación, hoy sin voz y sin anclaje en los medios de información, con todo el espacio mutante dirigido a la propaganda gigantesca de bazofias, interpretadas por farsantes y títeres de un Sistema, que en conocimiento y con causa (hacer desaparecer los originales) borró un pasado, que fue mejor, importante es decir que yo siento y pienso esto que manifiesto, lógicamente es incómodo para un imbécil que camina por el mundo, con una gran sonrisa de goma, el ver coronada su mediocridad en los ídolos, en los que se encuentra representado, pues no existe distancia entre ellos, están clonados, son una serialización de robotitos alienados que no necesitan ya espejos. Para estas bestias fluyentes, es conflictivo escucharme e incluso visualizarme, puedo ser su sueño, pero hoy soy su pesadilla, mejor borrarme, con atentados a mi vida o inventar historias jamás transitadas por mi, para estos idiotas sin sensibilidad, mejor seguir siendo adoctrinados por un Gran Hermano, que les hará vivir la vida en una realidad en exteriores.
Curiosamente hoy no existe publicidad, que no exhorte a "salvar el medio ambiente", es anacrónico, pues la lucha ecológica, tan de moda, choca de manera absoluta con las leyes que rigen el sistema capitalista (tema que ahora abordo): ley de capitalización creciente a cualquier costo, incluidas vidas humanas, de creación de una plusvalía adecuada, de la ganancia, de la necesidad de perpetuar el trabajo alienado, de la explotación. Entonces digo enfáticamente a todos los impunes delincuentes que gobiernan este mundo y a sus esclavos, como la Corte Internacional de la Haya, Naciones Unidas y demás Organismos degradantes, que la lógica del cuidado del medio ambiente, o ecología es la negación pura y simple de la lógica capitalista, "no se puede salvar la Tierra, hoy en peligro, en el marco del capitalismo, ni la democracia amorfa y procedimental que pretende el capitalismo imponer, como ya lo ha hecho en este planeta".
No es cuestión de embellecer lo abominable, de ocultar la miseria en que se debaten dos tercios de la humanidad, de desodorizar el hedor y olor pestilente de este tiempo, de sumar el número de cárceles, florear los bancos, las fábricas, en un diseño que enfunda lo mismo: "No se trata de purificar la sociedad actual, sino de substituirla".
Cuando los seres humanos no son capaces de distinguir entre lo bello y lo horrible, entre la calma y el ruido, entre un ser puro y otro contaminado y sucio, entre una idea y una tendencia, entre ser uno y no como todos, ya no conocen la cualidad esencial de la libertad, del camino a la felicidad y el placer, pues creo ese es el norte que queríamos alcanzar, al margen de religiones para temerosos, fanáticos y atorrantes...nuestro espíritu está colmado de todo lo que hace a un universo interno, hoy degradado en la mayoría de las nuevas generaciones y muerto en la de los gerontes, que aún manejan este mundo, que está en guerra.
La conciencia mutilada de los pueblos así lo cristalizan, junto a la lenta desaparición del pensamiento humanista e individualista.
Y ahora si, es necesario hablar del Sistema Capitalista, que intentó y lo logró, transformar la condición del hombre y su medio ambiente natural para "civilizarlo" -es decir, hacerlo el sujeto-objeto de la sociedad de intercambio- ha sido una de las funciones esenciales del capitalismo: subordinar el principio de la libertad de acción y de la autodeterminación de los hombres, al principio de productividad, convertir al hombre en instrumento de trabajo, cada vez más alineado. Es la tendencia totalitaria del capitalismo monopolista: preciso es que el individuo, o los que aún queden, vuelvan a hallar natural su propia sociedad, a clausurar una vía peligrosa de escape y resistencia.
El genio que debía ser la norma: "ha muerto". Un mundo ha muerto y con ello la producción cultural de ese mundo y una nueva Cultura sentó reales en este mismo mundo, con bajas defensas, perfecta, para el advenimiento de todo tipo de nostalgias de disciplina o de obsesión de diferencias. La puerta abierta a fundamentalismos, academicismos y mesianismos camuflados de progreso... de huidas hacia atrás o hacia adelante, en arte y en vida.
En fin para finalizar de responder esta pregunta, luego de rozar algunos tópicos, arrojaré algunas palabras con las que se puede armar un panóptico del mundo de hoy: aislamiento, degeneración, vulgaridad, prostitución...hago hincapié en el envejecimiento, la inutilidad creciente y puesto que rápidamente nos cansamos de la comedia, del espectáculo de la existencia, de todo este arte dramático...un día, en un solo instante, en el instante decisivo, nos arrojaremos al espejo que ya no reflejará nuestra imagen.
Todo lo que dije tiene algo de imposible, de extravagante hoy...pero pienso realmente que a diferencia de mi pasado, hoy no hay nada que exaltar, mucho que condenar, mucho que acusar...y todo es risible cuando se piensa en la muerte.

¿Cuál fue su motivación original para iniciar el camino de la filosofía y del arte?
Le respondo rápidamente, con una frase que escribí a mis 18 años, en un intento de ensayo: "Como me preparo para lo que creo debiera sucederme, no me hallo preparado para lo que me sucede. Pues no me sucede lo que queremos nos suceda...sino lo que nos sucede", (pág. 57 de mi libro, Alter Ego, editado en 1984 por Editorial Corregidor).
En mi infancia, solía pasar y viajar con una tía abuela mía Ernestina de Cánepa (la mujer del Ing. Enrique Cánepa quién descubriera el pozo 1 en Plaza Huincul en Neuquén, al que hice mención en algún Tweet), quien fuera la fundadora de la Asociación de la Asociación Amigos del Museo de Bellas Artes, con Nelly Arrieta de Blaquier como secretaria de esta tía, que en verdad era una mecenas, brillante mujer, que me adoraba y siendo un niño la acompañaba siendo Romero Brest Director del Museo Nacional de Bellas Artes, y luego del Di Tella, pude conocer a los que conformaban el denominado mundo del Arte y de la escritura, Ernestina editaba un magazine "Ver y Estimar", con Bioy Casares en literatura, Silvina Bullrich, Beatriz Guido, Marco Denevi, Oliverio Girondo, Norah Lange, etc. como columnistas, los pintores Le Parc, Silva, Berni, Del Prete, Vidal, Noé, Dela Vega, Deira, Macció, en tatro vocacional El Tato Pavlovsky en teatro Vocacional, se dedicaba a la psiquiatría en aquellos años...sumado a los artistas que venían del exterior representantes de todas las artes, hicieron que sea habitual cierto lenguaje, un tanto exagerado, pero atractivo me haya hecho inclinado a escribir, tocar piano y garabatear dibujos en tinta china, la pintura y el color no me atraía...recuerdo también mi viejo colegio alemán, donde se me educó con alegria con los Kinder Lieders, las alemanas rubias y bonitas prontas para la caricia, pues el Schule era mixto...todas las tardes eran dedicadas al teatro, la música y los deportes.
Me sentí siempre un artista de la nada, lo manifiesto muy humildemente y con facilidad...no hubo elección posible, pues naturalmente era mi mundo.
Tomé lo que tenía a mano y aprendí a que eso me guste. Si elegía unirme al rebaño estaría inmune, pero anulado. Podía soñar, si soñaba lo que un millón de anestesiados soñaba simultáneamente. Pero soñé algo diferente y por desavenencias con un grupo familiar espantoso, abandoné mi casa paterna a los 17 años... me fui a la Boca a un cuarto y trabajé de sparring en el Luna, pelee como amateur en Pompeya, en San Pedro, Tucumán...es una asignatura pendiente no haber haberme hecho profesional y ser campeón del mundo de la categoría semi-pesado, hoy me doy cuenta que las repugnancias reprimidas de una sociedad y entorno burgués, en aquel tiempo lo impidieron y me lo impedí, y para colmo yo de burgués un katzo... vivía en la calle Magallanes en un conventillo de esos que hoy en La Boca alquilan a cualquier precio, a media cuadra de la trocha angosta... a una cuadra tenía el taller Macció, Polesello, Perez Celiz...
Todas las mañanas salía para el Luna corriendo y bueno no fue mucho tiempo...hice mi primera exposición en Van Riel de la calle Florida, había pintado con pastel dos cartulinas, y sin embargo conseguí la galería: solito, mi tÍa Abuela había muerto, y quedé huérfano de madrinas...había que remar y hacer algo, y pintar era fácil y se vendía...había mercado de arte...las señoras gordas y las chicas sin rumbo no tenían lugar en las galerías, sólo en mi colchón, donde dormía...el artista era artista, y no era fácil encontrar sitio...uno debía vencer con su propio ritmo...a cualquier precio: siempre que se tenga con que pagar.
Intenté al comenzar, hacer lo que un hombre de genio acomete sólo al final. Quería decir la última palabra al principio. Es absurdo y patético, pero fue así. No nos convertimos en artistas de la noche a la mañana. Primero considero y lo siento en las tripas, debemos ser aplastados para aniquilar los puntos de vista en conflicto que llevamos dentro. Hay que ser borrado como hombre, para renacer como individuo. Hay que ser carbonizado y mineralizado a fin de elevarse progresivamente desde el último común denominador del yo. Es necesario ir más allá de la piedad... los acontecimientos cuando se producen, suceden en forma instantánea, pero son el resultado de un largo proceso inconsciente: la expresión como final de un ciclo.
No dejarse llevar. Conservar la lucidez.
Tuve el placer de conocer y trabajar en operaciones de arte, con seres maravillosos, o que tomen algún poema o algo así escrito al acaso por mí y hagan una canción, luego convertida en pública...pero no puedo dejar de decir que el arte de hoy viene sufriendo los más críticos desmanes, donde de acuerdo a los códigos que si existen, en un creador, el Arte en su concepto clásico estaría terminado.
Como artista me permití hacer y deshacer, ciertos códigos del pasado allá a fines de los setenta e inicios de los ochenta...la palabra performance la introduje en una operación artística que hice en una discoteca Experiment en 1979, y fue la primera vez que se utilizó en la región...era utilizada para saber el rendimiento de un deportista o de un asesino, pero no para el arte...en verdad hice lo que quise, y jamás pensé en el espectador, ni para agradar, no desagradar...pero jamás me han perdonado los enanos con conciencia desgarrada que conforman la denominada cultura nacional algunas acciones que llevé a cabo...en 1980 en una obra que dirigí y puse en escena "Los cerdos, la basura y el cemento", con cerdos en el escenario del Teatro Odeón, cuyo dueño era mi amigo Luis Rusconi y lo dirigía un amigo Emilio Alfaro, un actor del Clan Stivel, entró la policía y terminó mal...buena obra, para cerdos, cuarteto de cuerdas y pareja desnuda frente a frente, follando y discutiendo, en re sostenido... el teatro pleno de gente, espantada y etc...
Pero soy antes que artista un hombre vivo, que goza y sufre, pues el mayor impacto se hace carne en mi persona, y eso es arte. El sentido trascendente, antes de estar en la obra, nos habita el corazón, el alma.

Cuéntenos A FONDO su experiencia en Alemania
Mi relación con Alemania, comienza en mi infancia. Al cursar mi primaria en un colegio alemán, con profesores de aquel país, asimilé los modos y maneras, como es natural en cualquier niño, del lugar donde recibías educación. Recuerdo las canciones entonadas en el coro, en segunda voz, a Herr Wagner, el Director, a Fraulein Schuster, mi primera maestra, a Frau Berlin, a Christine Bertz una compañerita, a quién di mi primer beso y sentí la sensación de amar a alguien... los recuerdos son cercanos, pero pueden desdibujarse... tuve un aprendizaje feliz y puedo decir que estructuraron en cierto modo y me dieron elementos para fundarme a mí mismo... en antípodas al país en que vivía, Argentina, donde todo se movía en otros canales.
La lectura de Hermann Hesse, Kierkegaard, Goethe, Schiller, Thomas Mann... el escuchar los clásicos Beethoven, Mozart, Schumann, Haydn y demás, además de hacerlo con placer, me apartaron un poco del entorno porteño pragmático y un tanto torpe respecto a la poesía, las sensaciones con que te nutre el arte en estado puro.
En 1976 entro en sintonía con Alemania, a través de un encuentro con Brian Eno, invitado por Daniel Mendoza a Londres y viviendo en Balham. Eno alquilaba un apartamento en el mismo edificio donde estábamos con Mendoza y unas inglesitas Kate y Lilian, muy bonitas y memorables. Había un piano vertical en el apartamento, donde tocaba yo todos los días. Un día golpean la puerta y era Eno a quién le agradaba el sonido que ensayaba, a modo terapéutico sobre las teclas y sin más ni más, me invita a Hamburgo a ensayar una grabación junto a Manzanera y otros grandes: milagro. Por supuesto accedí y bueno dos semanas grabando en la Bundestrasse 55 de Hamburgo, junto a estos tipos talentosos y a esporádicos visitantes. Eno en aquel entonces no era muy apreciado en Inglaterra, y prefería grabar en Hamburgo. Mandé a las radios de la época el material, pero fueron rechazados, no respondían a la sintonía de la ciudad porteña, mucho menos del interior. Nada ha cambiado en mi país, donde la censura es la norma.
A fines de los setenta, participo de la épica de Herzog en Amazonas, filmando Fitzcarraldo, con Klaus Kinski, con quien no hicimos buenas migas, de todos modos, antes que él Herzog el director del film había convocado a Mick Jaegger, que se fue casi de inmediato, no soportó el ritmo y el delirio de la filmación, luego lo convocó la producción a Jason Robards, quien contrajo paludismo y debió retirarse... finalmente Herzog llama a Kaus Kinski, un actor extraordinario si los hubo, con una adicción a las mujeres, que hicieron de mí un aprendiz de brujo... recuerdo un enfrentamiento que tuvimos en el barco que navegaba, por una mulata linda como una fruta, que honestamente se prendó a mí, pero Kinski la quería a toda costa, bueno no fue menor el choque, toda una performance y la mulata feliz... el documental del film tuvo mejor suerte que la película.
Herzog llegó a Argentina, años, después para filmar en Tierra del Fuego, "Grito de Piedra" con Donald Sutherland... nos vimos junto a Marie Louisse Alemann en Buenos Aires, ella era amiga del director y mía. Es la madre de Katja, que ya en el '82 junto a Omar Chabán, abrieron Café Einstein en Córdoba y Pueyrredón, espacio fundacional del under-porteño, donde comenzó la movida que continuaría en Cemento de la calle EE.UU., de donde saldrían con éxito grupos como Sumo, Attaque 77, Soda Stereo, Los Redondos de Ricota, y personalidades como Batato Barea, etc., muchos que hoy dicen haber trabajado en el escenario de Cemento, simplemente fueron espectadores, si lo fueron... total el material filmado es mínimo, y está en manos mías, estoy preparando un documento sobre esa época, espero terminarlo, si me da la platita, que no tengo.
Volviendo a los teutones, en 1984 convoco a Werner Schroeter, el genial director de teatro y actor de films de Fassbinder, Herzog, etc., y puestas de ópera, para protagonizar un film que iba a hacer en el Mercado de Abasto en Buenos Aires, con Luca Prodan de coprotagonista, un personaje este Schroeder único... en aquel entonces vivía yo frente a los parques de Palermo, y estaba casado con una señora de la oligarquía local, con un par de hijos/as... el alemán estuvo en casa, había espacio y le gustaba, pero resulta que se enamoró de un joven argentino, y quilombo, con denuncias y etc., tuvo que irse rápido de Argentina, film abortado.
Luego de poner en escena mi Requiem en el Auditorio del Centro Cultural Recoleta, me invitan para hacerlo en Fabrikant, Hamburgo, donde se pone en escena un recital de música denominada industrial, con máquinas, tornos, yunques y martillos, y piano acústico, sumado a un coro, o la voz humana... resultó estupendo con un éxito inusitado... me valió el auspicio de Lufthansa y Deutsche Bank para mis futuras obras, a cambio de donar al banco una pintura mía, era un tiempo donde sin muchos deseos seguía pintando... entre 1986 y 1987 viví en Rio de Janeiro exponiendo en el Museo de Arte Contemporáneo de Rio...me fue muy bien incluso conocí a Paola Ballausi, una carioca de Tijuca divina, buen tiempo de goce-vida y arte...En 1989 luego del Rekiem, Carlos Espartaco escribe un ensayo excelente sobre mi vida y obra: "Eduardo Sanguinetti, la Experiencia de los Límites" editado por Gaglianone y auspiciado por la Embajada de Alemania, Lufthansa y Deutsche Bank, presentado en la galería de Ruth Benzacar, con la presencia de la comunidad alemana, representada por empresarios, embajador, familias como Hirsch, Thissen,etc.
En 1989 tomo contacto con un artista discípulo de Joseph Beuys, de nombre Wolfgang Wendker "Igadim", quien estaba sumergido en el tema del Land Art...bien comienza "La Performance: Luminata Alterna-Solum X", donde de manera emblemática se unirían el accionar de dos land kunstler...se llevaría a cabo en el Museo de Recklinghausen-Bochum, donde se instalaría en el frente del dicho museo una instalación paradigmática, bastante complicado explicarlo en el contexto de un interview, pero habrá tiempo...luego en el Museo el 21 de Junio de 1991 zarpa un barco del puerto de Hamburgo, el "Europa Express", el capitán Peter Kroplin, recibe copias emblemáticas de las instalaciones con las banderas de Alemania y Argentina, que se colocan en un cofre de hierro...que serán arrojadas al océano a la altura de Cabo Verde...dicho barco tenía una tripulación filipina...llega al puerto de Buenos Aires, y se realiza una ceremonia con la presencia de delegados de la Embajada de Alemania, de la Cancillería Argentina y de la Subsecretaria de Cultura a cargo de Castiñeira de Dios, buena persona, este artista, que auspiciaron de muy buen grado esta acción, no muy común, miembros de la Comunidad alemana, Iutta Ohlsson, Narcisa Hirsch, y demás...Durante la travesía estuvieron ardiendo fuegos en el Museo de Recklinghausen y en Punta Alvear, Buenos Aires...La producción fotográfica de la performance épica la realizó mi entrañable amigo Andrés Hernández Diaz de Espada.
En la Ruhrfestspiele Recklinghausen 1991 donde se llevó a cabo la European Workshop Ruhrgebiet '91(5 Mai bis, 17. Juli 1991), participo como único artista no perteneciente al continente europeo, "todo un honor" para un argentino desclasado como yo.
Alemania, siempre vio y apoyó mis proyectos con interés y simpatía, y sobre todo con mucho respeto...considerandolo de vanguardia, que no es poco por venir de un país donde la vanguardia es de verdad y no a presión.
Mis amantes alemanas fueron, como se imaginarán muchas y todas complacientes y complacidas, sin presiones las sonrisas verticales acudían a la cita, solo deseo y goce. Actrices, modelos, empleadas de Embajadas, condesas con y sin dinero, señoras bien casadas y hartas de sus maridos o parejas...toda una fauna donde me zambullí es, es, es und es.
Finalmente en 1994 por invitación del Museo de Arte Moderno de la ciudad de Buenos Aires presento la Sound-Art-Performance: "El pedestal Vacío", con el auspicio de la Secretaria de Cultura de la Nación, La Embajada de Alemania, El British Council, La Orgnización de Estados Americanos, y que sirvió de marco para presentar el libro homónimo y un CD, grabado por el Sanguinetti Ensamble, conformado por el Mono Fontana, Alejandro de Raco, Franov y Sanguinetti...lo invité al artista Igadim, en retribución a todo lo que hizo por mí en Alemania...logicamente en Argentina no fue tratado como realmente lo merecía todo un artista del Land Art, que trabajó codo a codo con Joseph Beuys, un personaje de antología en el arte del silgo XX...por razones no del todo claras - pero que incluyen una promoción deficiente y a desgano- se hizo y mucha gente en Buenos Aires quedó sin asistir a esta performance, que tenía de todo como en Botica y en verdad fue una puesta casi perfecta, para todos los sentidos.

Pero para evitar la trillada certeza de que "nadie es profeta...", sería interesante que alguien se ocupara, de que el acontecimiento vuelva a repetirse...tal vez, pero no en Argentina la envidia está instalada y no creo sea superada...Deutschland, Deutschland.
Publicar un comentario

"PLUMA Y TINTERO" - Revista Literaria ahora en versión FLIP (libro Flash)