sábado, 8 de agosto de 2015

SANGUINETTI - Artículos y opiniones


Conferencia: "Evaluaciones fuera de temporada" - 19-07-2015

Evaluación:
"La única manera de ayudar al mundo es ser un mismo, un todo, ser único.
¿Cómo ser objetivo?, ¿Cómo ser justo?, ¿Cómo ser exacto?, ¿Cómo decir una verdad objetiva?, ¿Cómo hacer que se trate de una verdad "verdadera" y no la que yo deseo?... Difícil lograr la relatividad absoluta."
Eduardo Sanguinetti

Foto: Conferencia "Evaluaciones fuera de temporada" Sábado 18 de julio de 2015
Centro de Altos Estudios Orientales 






16-07-2015 - OPINIÓN

“La eternidad es un instante”

Publicado el Jueves 16 julio de 2015 , 6:00am
Por Eduardo Sanguinetti
El papa Francisco, en su despedida de Suramérica, en Asunción, propuso “pasar de la lógica del dominio, del aplastar y manipular, a la lógica del acoger, recibir y cuidar al prójimo”, asimilo estas palabras plenas de sentido, al margen de creencias o descreencias, a mi agnosticismo vocacional.
Las palabras lanzadas por Francisco, en intento noble de instalar un destino en el devenir de la humanidad toda, hoy en estado de letargo ante la mentira, cual práctica de funcionarios políticos, macro empresarios y farándula cómplice, actúa cual bálsamo, ante quienes bregamos en ir por un mundo por y para todos.
La mentira usurpa palabras nobles, promueve tendencias intelectuales y se asimila a modas ideológicas… el simulacro, devenido en mentira, cual paleo-mito escindido, ocasiona perjuicios en la comunidad toda. Sin ellos no importaría la contundencia, en el accionar de la mentira instalada en la existencia de las comunidades, que la han asimilado cual forma de vida, sin lugar para el planteo inicial de alguna verdad que anularía cual golpe constitutivo de discontinuidad en el accionar de esta mentira.
El espacio de la política, hoy más que nunca, es el de la mentira sin lugar a dudas. Las mentiras de la política ya no dejan de tener contenidos inocultables que provocan una instancia paradójica en secretos develados, que todo ciudadano avezado no deja de conocer y deplorar, deviniendo en estos una sensación de impotencia e indignación producida por la violencia diferida del vector al que apunta la mentira: la necesidad de un sentido que no existe.
Pueblos huérfanos de un “tiempo sin tiempo”, donde el poder simulado en democracias “de la diferencia” abandonan a su suerte y a las consecuencias atroces de vivir sin justicia y bajo la mirada falaz de los medios de comunicación y el imperio de las redes sociales tejidas por seres perdidos en el imperio de Twitter y Facebook, con futuro calculado de ser esclavos de un materialismo ilusorio.
Un mundo donde el capitalismo impuso su criterio, en la gran mentira de elecciones “libres”, donde la oferta son candidatos clonados… en Argentina, Scioli y Macri, dos caras de la misma moneda.
La palabra del papa, actúa como relativizadora del accionar criminal del poder, en justa irrupción de la verdad: “debe decir lo que se cree que no debe decirse”.
Hoy, estos discursos, ejercen un efecto beneficioso, cual contragolpe constitutivo de discontinuidad en la esfera de lo público, en un mundo que se debate entre la mentira de ninguna verdad, de quienes dictan y rigen los destinos del planeta, de manera ruin y humillante, un ejemplo lo da Grecia y su circunstancia, por demás digna y penosa, presionada por naciones, hijas de Grecia y su legado cultural de siglos, intentan fagocitarla.
Tiempo de cambio, ha anunciado Francisco, sin dudas acertada su visión, ante las ansias de toda una humanidad, que aguarda ese cambio, donde los actos sobrevuelan las palabras, el instinto no se equivoca, la razón se convierte en sombra y la vigilia acecha al sueño.
El capitalismo, muestra su brutalidad, su potencial destructivo con estratégicas alianzas con el narcotráfico, el mercadeo de personas, las guerras a repetición, que aniquilan el porvenir… se torna imperativo resistir, a pesar de las desigualdades crecientes, la necesidad de la invención de un socialismo realmente emancipador, por y para el cambio anunciado por el papa Francisco.
Lo único que se le escapa a este tiempo sin tiempo, es una actitud plena de dignidad y ética, en temple y conocimiento. Esta es la coherencia, la fuerza de cohesión que nos sostiene. Un instante de verdad equivale a la eternidad es la eternidad en un instante, enfrentada al instante mercantil descartable, desechable y perentorio.
Posiblemente, es la última oportunidad de nuestra especie, que tiene la posibilidad de modificar su destino, viviendo de manera coherente con la civilización que se está gestando… comunidades, con hábitos de vida ecológicos, equitativos y solidarios, en “resistencia activa al sistema idolátrico, que excluye , degrada y mata” (Francisco I dixit).



14-07-2015 - oPINIÓN

Sumisión a la evidencia

Eduardo Sanguinetti, Filósofo Rioplatense
En el escenario en que se debaten las diferentes representaciones de la “realidad”, ya es poco probable reconocerse en la misma como actor pues uno se convirtió en espectador del drama de este milenio que presenta la apertura de un abismo entre quienes piensan que viven y quienes dictan sobre el mundo, o piensan actuar sobre él.
Abismo donde se precipitan, con el éxito que es conocido, todos los funcionarios políticos corporacionistas, que manipulan sobre la geografía este planeta, destilando en sus discursos reciclados, un tufillo de intolerancia a quienes intentan poner en juego valores fuera de los que ellos protegen en nombre ¿del entendimiento y las buenas costumbres?, ante la mirada mansa de una comunidad de naciones, que asiste mansamente a su exterminio, como seres en acto de elegir y expresarse en libertad.
El presidente Obama, en ejemplo puntual y estricto de lo que manifiesto, hace unos días dijo que la razón del liderazgo de su país es “su disposición a actuar en nombre de la dignidad humana. El apoyo de Estados Unidos a la democracia y los derechos humanos va más allá del idealismo, es un asunto de seguridad nacional”, agregando a este absurdo discurso: “que debido a los esfuerzos de Estados Unidos, debido a la diplomacia de Estados Unidos y la ayuda al exterior, así como al sacrificio de nuestros militares, más gente vive hoy con gobiernos elegidos, más que en ningún otro momento de la historia humana”.
Irak, un país devastado, destruida toda la infraestructura sanitaria, educativa y de salud, con más de un millón y medio de muertos, 4 millones y medio de refugiados, 5 millones de huérfanos, más de 8 millones que requieren de ayuda humanitaria, con 75 por ciento de la población que no dispone de agua potable y sumido en el caos de una guerra confesional propiciada por la potencia ocupante.
Bien, ante el atroz ejemplo de Irak, al que puedo sumar el del complot hacia Grecia... el intento de avasallar la libertad de naciones como Ucrania, Siria, Libia... pienso que en el pasado dominaba el dogmatismo de la lucha de clases, hoy las simuladas gesticulaciones humanitarias, carnales y sexuales, que con ¿certeza? eliminaron la fractura social, o aliviaron el “repentino e insoportable malestar del mundo”, con la instalación de naciones funcionales al imperio en territorios que se autodeterminaban como naciones libres, con sus milenarias tradiciones y culturas, hoy inexistentes, eliminadas de la faz de la tierra, ¿hay alguna duda? …Justificando estos genocidios, las sucesivas y siempre perentorias “opiniones”, con que nos abruman los artículos periodísticos y publicitarios, de las corporaciones económicas de los medios del poder.
Y he aquí, el momento culminante, en el que debo advertir “la sumisión de lo evidente”. Sumisión, que deviene en un pensamiento libre, al que no le interesa mucho influir en las masas ansiosas, hipnotizadas y prostituidas, ante toda la basura no biodegradable, incluidos corrupción de la FIFA, que actúan en las redes sociales y medios de publicidad, haciendo nido en un inconsciente, que se disparará en un instante y por siempre, hacia un porvenir difuso, ahistórico, como el poder político neoliberal lo imaginó y efectivizó.
La democracia, recuerden, no es una sistema de consenso. Es un sistema en el que cada uno tiene el derecho de expresarse desde sí mismo, por sí mismo y a elegir, acorde a sus inclinaciones y capacidades. Cada uno es el realizador de sí mismo, y punto.



10-07-2015 - OPINIÓN

“Ley mordaza”

Publicado el Viernes 10 julio de 2015 , 6:00am
Publicar un comentario

"PLUMA Y TINTERO" - Revista Literaria ahora en versión FLIP (libro Flash)