miércoles, 7 de octubre de 2015

Eduardo SANGUINETTI - Noticias, reflexiones, pensamientos de un filósofo rioplatense


OPINIÓN - “… Y no dialoga… no debate”
Publicado el Jueves 8 octubre de 2015

Eduardo Sanguinetti, Filósofo Rioplantense



---O0O---


“Licenciado Silencioso” Por Eduardo Sanguinetti, Filósofo Rioplatense


Oct. 6 2015


“LICENCIADO SILENCIOSO”

Tendrá conocimiento el candidato Daniel Osvaldo Scioli, que «El 26 de septiembre de 1960 la política cambió para siempre. Nada volvería a ser igual después de aquel primer debate entre Nixon y Kennedy», según escribió el director de MAS Consulting y experto en elecciones estadounidenses, Daniel Ureña, a lo que adhirieron los más destacados cientistas políticos del mundo… tendrá alguna idea Scioli, que el diálogo suma en democracia y es la base de la política en acto.
El silencio lleva a suspicacias, a esconder verdades, pues aquel histórico debate Kennedy-Nixon, que incluyó turnos de presentación, preguntas de un panel de periodistas y declaraciones finales, tratando los más diversos temas internos del país más poderoso del planeta, demostró el poder de la palabra, que no es “chamuyo”, como irresponsablemente, caprichosamente y negligentemente, se refirió el motonauta al imprescindible diálogo que debía mantener y debe mantener con sus opositores… ¿o vive en plutocracia?…
Scioli debía “honrar” la democracia, por vocación que no ha demostrado tener, por sangre derramada y por compromiso a quienes asistirán obligatoriamente a las urnas a fines de octubre… es una obligación el diálogo y el debate de candidatos, no prestarse a ellos es una ausencia absoluta de respeto a las instituciones y al pueblo argentino.
Y ha llegado el Nuevo Mesías Inverso, prohombre del tercer milenio, vomitando búsquedas de objetivos, sin dialogar, sin debatir, sin intercambiar ideas e ideales… elegido a dedo y aceptado por una militancia complaciente y por un pueblo esclavizado por el consumo de las tendencias más escatológicas.
Parece que los kirchneristas-peronistas, mutaron… recuerdo, como tantos otros lo harán, que era rechazado, no asimilado al programa nacional y popular, puesto en práctica, por Cristina Fernández…No obstante, hoy es el as de espadas del movimiento, apoyado de manera fanatizada, contagiándose de sus compulsivas y megalómanas ideas, frases altisonantes, que están en antípodas a sus dichos de pasado burgués, en anuencia a las prácticas genocidas y liberales… hoy asumido ¿nacional y popular?… ¿ayer privatizador, hoy estatizador?
Lo expresado, deviene en una “alerta”, un capricorniano al mejor estilo de pequeño dictador, que insisto, rehúye el debate con la denominada oposición, justificándose y dando espacio a la simulación: “El adversario es el cambio climático” (refiriéndose a las inundaciones en la provincia que él gobierna hace años, sin haber hecho nada para evitarlas),”…si las Fuerzas Armadas no hubiesen actuado, no sé hasta dónde habría llegado todo aquello” (refiriéndose a tiempos de genocidas y de dictadores), “Está claro mi programa de gobierno. Lo demás es chamuyo”, “los debates toman muchas veces un tono de agresión” (justificaciones al negarse a debatir o dialogar sobre una posible gestión de gobierno).
Scioli hace y deshace planes y estrategias, a “piaccere”: los buenos por aquí, los malos por allá… prohibido mezclarse colores y razas, para evitar disturbios… se ruega devolver a los insumisos y poseedores de ideas a su lugar de origen… el origen cierra también las puertas y la tierra de nadie recoge el desperdicio… restos humanos, respirando la atmósfera podrida de un nuevo ciclo que pareciera eternizarse.
No existen referencias, para individualizar a Scioli, todo se igualó por decreto, en nombre del absurdo y de la vacuidad, más caprichosa… la salud mental bajó la cabeza… pues ¿quién puede detener todo este alud de incongruencias y patrocinios en nombre de la santa contradicción…? santo y seña, sin mostrar el revés de sus sueños porno-politik.
Un candidato profuso, que decidirá en que water del mundo harás tus necesidades, traidor de ideologías inexistentes, prominente cuando la luz se apaga… y no dialoga… no debate…
Jóvenes ideales pasan… hablan de referentes de no sé qué muerto con las vísceras fuera, o de pasar con rapidez las pruebas de oposiciones o de suposiciones, de objeciones… ya no!, ya nadie objeta nada… tú mismo puedes ser un infiltrado… un ser social o antisocial, ¡qué importa!
Un imbécil, un enigma una clave… que importa ya… paralizados en la anarquía de la página, adoran la justicia cuando está de su mano…
Cualquier parecido con la realidad es simple coincidencia y pura realidad… y no dialoga… no debate…

---O0O---


¡VAYA! QUÉ PELIGROSOS LOS QUE TE TIENEN EN LA MIRA...

Eduardo Sanguinetti

Oct 6 a las 8:39 PM
VAYA! QUÉ PELIGROSOS LOS QUE TE TIENEN EN LA MIRA LOS QUE DISPARAN PALABRAS FALACES MENTIRAS INJURIAS Y DIFAMACIONES, DESTRUYENDO TÚ VIDA... Mientras tanto, los infectos siguen caminando su sendero escatológico... cuidado, están agazapados o revoloteando sobre tú cabeza, cual buitres, aguardando tu caída.
Eduardo Sanguinetti


---O0O---

OPINIÓN: “Elogio al pochoclo”
Publicado el sábado 3 octubre de 2015
Por Eduardo Sanguinetti

“El clan”, film del argentino Pablo Trapero, como era predecible, fue seleccionada por el voto de los miembros de la Academia de Cine de la Argentina para representar a dicho país ante la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood, en el rubro mejor filme hablado en idioma extranjero… Trapero va por su Oscar.
El film de Trapero, para gusto de la enorme audiencia que aplaude películas pochocleras, tiene un perfil netamente comercial y epidérmico. Es realizado de manera especulativa, al retratar de apuro el drama que lleva en sí, el relato de una historia atroz… la de una familia: los Puccio.
Los Puccio, grupo familiar de zona norte de Buenos Aires (San Isidro), donde conviven la hipocresía, el feudalismo político, el Opus Dei, el rugby, el Jockey Club, un Hipódromo que compite con el británico “Ascott”, la tradición y las buenas costumbres, la austeridad 4×4, las actividades náuticas, los “nuevos ricos” devenidos de la casta política menemista-peronista, modelos de pasarela coronadas por su buen desempeño en matrimonio feliz con empresario de nuevo cuño, los “venidos a menos”, que intentan a toda costa mantener una existencia imposible, vendiendo la platería de la abuela… y los Puccio, asimilados al devenir de esta comunidad, que Trapero no supo ni logró proyectar en el pobre relato de su film. ¡Lástima!, hubiera sido de inestimable valor fílmico-cultural y socio-político.
EL Jefe Puccio, interpretado en el film por el inefable comediante Guillermo Francella, tenía contacto con las fuerzas de tareas de la dictadura genocida y los servicios de inteligencia que, posiblemente, daban lugar al accionar impune de este criminal y su familia… secuestros extorsivos, crímenes y demás espantos que se cometían en casa de este grupo familiar… todo un tema, minimizado por Trapero, asimilado a la utopía democrática, en su malogrado intento de instalar en relato su historia ficcionalizada, acerca del “horror.”
Esta película está muy lejos de ser considerada “cine-arte” o en su defecto “cine de autor”… entonces, ¿dónde ubicamos este intento de hacer cine?… o solo responde a la tendencia onanística, tan asimilada a las maneras y modos de Argentina, hoy: hacer un “buen negocio” y elevar, por contactos estratégicos, a símbolo un producto mediocre y mal facturado… explosión del negocio del cine envasado, cual paquete turístico de una cultura pret a porter.
Siendo un cinéfilo a ultranza, amante del cine y sus hacedores magistrales, no puedo más que manifestarme en desfavor del oportunismo de estos “nuevos ¿directores?”.
La oscuridad de la sala y la imagen proyectada, cubriendo el área de visión de los espectadores, constituyen un mecanismo de fascinación que fue, décadas atrás, magistralmente plasmado por Alain Resnais en su film “El año pasado en Marienbad” (1961). Y es, precisamente Resnais, con su sistemática exploración de los resortes de la memoria y de los laberintos psicológicos de la evocación, quien tal vez ha plasmado mejor la analogía entre filme y flujo de representaciones psíquicas.
El gran Federico Fellini incorpora en sus films la sustancia onírica, como fantasía distorsionada, que ofrece una realidad aparte… sumo a Bergman y sus planteos existenciales, Stanley Kubrick, un magistral hacedor solitario… y en nuestra región al genial Leonardo Favio, creador nato que con magros recursos logra hacer films que perdurarán en el tiempo, films comprometidos con la vida y las acciones humanas… y como reflexión crítica derivada de modo más o menos directa de las teorías de Bertolt Brecht acerca del efecto extrañamiento”, me pregunto: ¿para qué tanta expresión fatua de deseo consumido en tiempos de crisis creativa?…
Trapero, ¿se sentirá hermanado con los enormes directores-artistas?: Bresson, Tarcovsky, Buñuel, Peckinpah (que film hubiera hecho este genial director con esta historia), Rosi, Losey, Bertolucci, Truffaut, Godard, Welles, Mijalkov, Eastwood, Scott, Cronenberg, Lynch, Burton y tantos otros que asumieron la función responsable de hacer del cine un mundo, renunciando a premios y demás souvenirs, operando desde la denuncia, polemizando con Academias, gobiernos, la censura y otros tópicos que hacen a un artista: poner en juego todos los valores, al cuestionar una sociedad congelada en los denigrantes estadios de la fama y el éxito.

---O0O---


Primavera electoral - Publicado el Domingo 27 septiembre de 2015
Eduardo Sanguinetti, Filósofo Rioplatense


¡Feliz Primavera Revolucionaria!: El pensamiento que debería sentar reales, hoy, en este tercer milenio, como un nuevo ideal de vida en libertad y verdad no confía en la representación política, pues considera la cesión del poder como una invitación al abuso.
Escapar de la realidad convierte al hombre en simple espectador de su vida, tal el caso de la comunidad temerosa que votará a su verdugo, los candidatos “todo terreno” que se presentarán en octubre a las elecciones presidenciales en Argentina… candidatos super-star elegidos por la “voluntad popular”, frase replicada hasta el cansancio por funcionarios en acto de intentar “decir algo” para legitimar su permanencia en el poder… “voluntad popular” que no es más que el acto bajo presión de un pueblo fanatizado, en estado de anestesia, aplaudiendo la desmesura en espectáculo electoral.
Candidatos sin propuestas, sólo con ánimos ¿simulados? de lanzarse difamaciones entre sí, cual juego especular… apuntalados por los denominados medios de comunicación, devenidos en medios publicitarios de una realidad obtusa que desde la ubicuidad de su ausencia, dibujan el paisaje ¿natural? donde transitan las muchedumbres afanosas en intentar justificar el absurdo de un sistema que lo ha tomado todo; he ahí el dilema cual pliegue de espectáculo que embauca, que anestesia, que es falaz, que miente… en fin, que degrada nuestra condición.
La cobardía, la pacatería, la ignorancia y la mezquindad de los candidatos los hacen referentes de un pasado abolido, sin dejar un espacio al porvenir en este milenio donde el paradigma de vida-sobrevida, se ha modificado de manera sustancial… Estos candidatos, ¿realmente tienen conciencia plena de lo que significa llevar a cabo una gestión de gobierno por y para todos, sin ceder a la presión de las corporaciones financieras multinacionales que actúan en desmedro del pueblo y de la tierra que habitamos?… candidatos, ajenos a las prisas y urgencias de comunidades que permanecen congelados ante un sistema degradado y degradante… comunidades empobrecidas… cada día más cerca del automatismo como modo de vida.
En el “espectáculo electoral” la incertidumbre crece y la impostura se instala, en noticias que devienen en rumores mediático-farandulero; política-policiales que adquieren en el peor de los casos, tras haberse repetido un par de veces en medios de publicidad, el peso indiscutible, cual clero secular, de historias fabuladas de lo que jamás ha tenido sitio.
Es bien conocido el “malestar de la legítima inteligencia” ante el estado de las cosas, sobre todo en el escenario en que se debaten las diferentes representaciones de la “realidad”…  La simulación del simulacro, de la farsa electoralista, despiertan en la legítima inteligencia un estado de repulsión y hartazgo muy difícil de disimular, pues la “voluntad de verdad”, tan subestimada y devaluada en el mercadeo de la libertad negociada a cualquier precio, se encuentra exiliada de este tiempo y espacio.
En toda esta trama de traiciones veladas, de artificios instalados para esconder la trampa, se manipula el estado de ¿derecho? paquidérmico, al universalizar soluciones a problemas endémicos, a modo de consuelo de un pueblo con beneficios de limosna, o ¿soborno?. Se sepulta así, el sentido de República y se elimina su destino.
Afirmo que sin una confianza en el individuo, no tiene absolutamente ningún sentido hablar de autonomía y de libre albedrío. El nuevo ideal de comunidad se funda sobre el concepto de que el individuo posee una reserva que es irreductible a los ordenamientos sociales del poder tradicional. Pero si no se tiene confianza en una reserva en el ámbito del sujeto que constituye la fuente del cambio, ¿cómo devendrá el cambio?
Lo soporto todo: dolor, derrotas, exilio, censura, hambre, pero algo que no llego a asimilar es la cobardía, la mentira, la hipocresía y la corrupción… Ah! Y la traición!…tan replicada por los que no mantienen un sentido y no soportan ser destino… delicado equilibrio, el que debemos mantener… a pesar de todo.

---O0O---

“Candidatos degradados y degradantes”. 23 septiembre, 2015
Por Eduardo Sanguinetti

¡Feliz Primavera Revolucionaria!: El pensamiento que debería sentar reales, hoy, en este tercer milenio, como un nuevo ideal de vida en libertad y verdad, no confía en la representación política, pues considera la cesión del poder como una invitación al abuso.
Escapar de la realidad, convierte al hombre en simple espectador de su vida, tal el caso de la comunidad temerosa, que votará a su verdugo, los candidatos “todo terreno”, que se presentarán en octubre a las elecciones presidenciales en Argentina… candidatos super-star, elegidos por la “voluntad popular”, frase replicada hasta el cansancio, por funcionarios en acto de intentar “decir algo”, para legitimar su permanencia en el poder… “voluntad popular”, que no es más que el acto bajo presión de un pueblo fanatizado, en estado de anestesia, aplaudiendo la desmesura, en espectáculo electoral.
Candidatos sin propuestas, sólo con ánimos ¿simulados?, de lanzarse difamaciones entre sí, cual juego especular… apuntalados por los denominados medios de comunicación, devenidos en medios publicitarios de una realidad obtusa, que, desde la ubicuidad de su ausencia, dibujan el paisaje ¿natural? donde transitan las muchedumbres afanosas en intentar justificar el absurdo de un sistema que lo ha tomado todo; he ahí el dilema cual pliegue de espectáculo que embauca, que anestesia, que es falaz, que miente… en fin, que degrada nuestra condición.
La cobardía, la pacatería, la ignorancia y la mezquindad de los candidatos los hacen referentes de un pasado abolido, sin dejar un espacio al porvenir en este milenio donde el paradigma de vida-sobrevida, se ha modificado de manera sustancial… Estos candidatos, ¿realmente tienen conciencia plena de lo que significa llevar a cabo una gestión de gobierno por y para todos, sin ceder a la presión de las corporaciones financieras multinacionales que actúan en desmedro del pueblo y de la tierra que habitamos?… candidatos, ajenos a las prisas y urgencias, de comunidades que permanecen congelados ante un sistema degradado y degradante… comunidades empobrecidas… cada día más cerca del automatismo como modo de vida.
En el “espectáculo electoral”, la incertidumbre crece y la impostura se instala, en noticias que devienen en rumores mediático-farandulero; política-policiales, que adquieren en el peor de los casos, tras haberse repetido un par de veces en medios de publicidad, el peso indiscutible, cual clero secular, de historias fabuladas de lo que jamás ha tenido sitio.
Es bien conocido el “malestar de la legítima inteligencia” ante el estado de las cosas, sobre todo en el escenario en que se debaten las diferentes representaciones de la “realidad”… La simulación del simulacro, de la farsa electoralista, despiertan en la legítima inteligencia un estado de repulsión y hartazgo muy difícil de disimular, pues la “voluntad de verdad”, tan subestimada y devaluada en el mercadeo de la libertad negociada a cualquier precio, se encuentra exiliada de este tiempo y espacio.
En toda esta trama de traiciones veladas, de artificios instalados para esconder la trampa. Se manipula el estado de ¿derecho? paquidérmico, al universalizar soluciones a problemas endémicos, a modo de consuelo de un pueblo con beneficios de limosna, o ¿soborno? Se sepulta así, el sentido de República y se elimina su destino.
Afirmo que sin una confianza en el individuo, no tiene absolutamente ningún sentido hablar de autonomía y de libre albedrío. El nuevo ideal de comunidad se funda sobre el concepto de que el individuo posee una reserva que es irreductible a los ordenamientos sociales del poder tradicional. Pero si no se tiene confianza en una reserva en el ámbito del sujeto que constituye la fuente del cambio, ¿cómo devendrá el cambio?
Lo soporto todo: dolor, derrotas, exilio, censura, hambre, pero algo que no llego a asimilar es la cobardía la mentira la hipocresía y la corrupción… Ah! Y la traición!…tan replicada por los que no mantienen un sentido y no soportan ser destino… delicado equilibrio, el que debemos mantener… a pesar de todo.

---O0O---

“Scioli, un pasaje a la incertidumbre” Por Eduardo Sanguinetti, Filósofo y Poeta Rioplatense
17 de septiembre de 2015


Scioli, el candidato elegido a dedo, cual rutina menemista-kirchnerista-peronista, ya forma parte de nuestra tradición donde la “voluntad popular”, tan proclamada, se ve silenciada y presionada. Se acepta lo inaceptable, al elegir a un personaje que no ha demostrado idoneidad alguna en el ejercicio de sus funciones tanto legislativas como ejecutivas… desde que recibió el padrinazgo del ultraliberal Carlos Menem allá por el año 1997, hasta la fecha; donde un gobierno de izquierda liberal, lo corona como candidato a la presidencia de la Argentina.
Daniel Osvaldo Scioli, tiene menos liderazgo que De La Rua, pero es más hipócrita que Menem… soporta lo insoportable, para llegar al sillón presidencial, hace gala de su ineficiencia al administrar la Provincia de Buenos Aires, convertida en un espejo de agua, delicia del “Club de Motonautas Unidos por el Desastre”.
Me pregunto, ¿qué hizo Scioli en período de la dictadura en Argentina?, ¿en dónde militaba?, ¿dónde manifestaba sus altisonantes frases de repudio al genocidio?… se imponen los interrogantes, acerca de un candidato, con aspiraciones a la presidencia de un país como Argentina… el candidato Scioli, qué escenario transita hoy, en una nación en crisis social, política y cultural evidente, donde la exclusión de los que no se asimilan al dictamen del gobierno, son exiliados y silenciados.
Me pregunto, ¿qué pensarían Walsh, Urondo, Conti, Santoro, Cortazar, Bianciotti sobre este candidato, sin pasado militante y en compromiso con la realidad? ¿Un vacío perfecto?… me remito a intelectuales comprometidos con el acontecer de una tierra, pertenecientes a las generaciones perdidas, traicionadas y desaparecidas.
¿Cómo es nuestra macabra experiencia de haber sido traicionados por democracias simuladas, puestas en acto hasta hoy? Traición, vale la pena aclarar, que no se agota en un paralelismo reductivo.
En Argentina, se puede hablar de “Generaciones fatalmente peronistas”, y también puedo afirmar (mucho más fatalmente) “Generaciones menemistas”, y “Generaciones K” en acto de construir y dar cuenta no solo desde dónde se lee sino también de a quién se lee… Los que no estamos en las listas de los que adhieren al régimen, no “somos”… “no estamos”… ¿qué piensa Scioli?
¿Por qué hablo de todo esto?, es simple: la formación burguesa de Scioli, alejada del sentir del pueblo hambreado, sin techo, indigente, no le permite visualizar la realidad de los millones de pobres, no identificados que habitan Argentina… tampoco se aviene a tomar contacto con la atroz circunstancia de los que viven marginados, al borde del camino de la vida.
Esto nos hace pensar a nosotros, los intelectuales del tercer milenio, que el peronismo es una deformación de la revolución…mi gran confusión con el kirchnerismo es su salida, su resolución, su conclusión. Su asimilación a la ortodoxia peronista, el conservadorismo partidario y el clientelismo de sus dirigentes. De este modo, Scioli, el moto nauta silencioso, es candidato y quizás presidente de Argentina… el peronismo reina, para desgracia y espanto de quienes sabemos sus raíces, comienzos y fines…la inclusión tan publicitada es para los que conforman la travestida voluntad popular. No sería mejor hablar de la “voluntad popular temerosa y bajo presión”…
Insisto, ¿hemos aprendido que la estupidez es insondable, no tiene límites, es infinita?… para finalizar, me pregunto: ¿a qué hay que volver o ir?, ¿ a la desesperación, al escepticismo, ya existente o al exilio involuntario, por temor de nuestras vidas amenazadas?… mezcla de huida, de equívoca esperanza en un ¿regreso sin gloria?… todo ya lo hemos vivido con el peronismo, con la dictadura: lo primero solo conduce al nihilismo, lo otro al desarraigo.
¿A dónde ir si gana Scioli y su metaforizado gobierno híbrido?, ciertamente, nos han colocado en los límites, “contra las sogas”, dentro de la ley cual límite de intrascendencia… deberíamos, los que disentimos ante “el estado de las cosas”, crear nuevas reglas, sin evasiones, ni ceremonias, sin soberbia, ni falsa modestia…
Daniel Scioli, el motonauta… ¿tendrá idea de quienes son los intelectuales a los que he nombrado?… ¿habrá leído algo acerca de los espacios biográficos de nuestros enormes intelectuales, que lo han dado todo, por una Argentina culta, incluyente y sobre todo, por la dignidad y la verdad, cual modo de existir y permanecer en esta tierra?

---O0O---

"HACE 42 AÑOS ASESINABAN A SALVADOR ALLENDE" - Sep. 11-2015
Eduardo Sanguinetti, Filósofo Rioplatense

HACE 42 AÑOS ASESINABAN A UN HÉROE, SALVADOR ALLENDE, PRESIDENTE DEMOCRÁTICO DE LA REPÚBLICA DE CHILE, AÚN NO SE HAN CERRADO LAS HERIDAS... FUE TRAICIONADO, MUERTO Y SEPULTADO.., DE INMEDIATO CON PRESENCIA DEL GENOCIDA HENRY KISSINGER, EN REUNIÓN CON OTRO GENOCIDA EL TRAIDOR GENOCIDA AUGUSTO PINOCHET, INICIABAN EL "PLAN CÓNDOR", QUE TANTO DOLOR Y TRAGEDIA HA TRAÍDO A ESTA REGIÓN DEL MUNDO... QUE NO SE REPITA, PUES PARECIERA QUE TODO ATENTA PARA QUE LOS HIJOS DE ESTAS BESTIAS, SIGAN MANIPULANDO NUESTRAS VIDAS.... AH! FELIZ DÍA DEL MAESTRO, PARA TODOS Y OTAS LOS EDUCADORES/AS, UN FANTÁSTICO DÍA... Y NO OLVIDEN QUE ESTE HUMILDE SERVIDOR, TAMBIÉN EDUCADOR. RESISTE AL PODER DE LOS PARÁSITOS ENQUISTADOS EN LOS GOBIERNOS DEL MUNDO... DESDE LEJOS UN ABRAZO! "YO TE NOMBRO LIBERTAD" ESCÚCHENLA, LO PEOR NO HA LLEGADO, RECUÉRDENLO...


https://www.youtube.com/watch?v=xZeEfXjTNu4 ÚLTIMO DISCURSO DE SALVADOR ALLENDE, 11-9-1973, 8'
---O0O---

“Inmortalizar lo intrascendente” - Editorial publicada el 8-9-2015, en el diario La República de Uruguay


OPINIÓN
Por Eduardo Sanguinetti, Filósofo Rioplatense


Carlos Menem, ex-presidente de Argentina, tendrá su monumento, una estatua de 20 metros para homenajearlo, en la entrada de su pueblo, Anillaco, por decisión del gobernador kirchnerista Beder Herrera, quien ya se la encargó a un artista boliviano, que vive en Cochabamba… bien, en Argentina tiene premio con pasaje a la inmortalidad quien ha mantenido “relaciones carnales” con Estados Unidos, ¿vendiendo el país, su renta?… y algo más… procesado por infinitos delitos, de todo tipo, pero elevado a símbolo: ¿de qué?…
Menem, cual Frankenstein de la postmodernidad, construyó allá por los ‘90, al actual candidato oficial por el Frente para la Victoria, el inefable y siempre funcional Daniel Scioli; junto con el referente de la cultura argentina según el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en manos de Macri, Marcelo Tinelli, el “rey de la culocracia”. Ambos reverenciadores se transformaron en “personajes” del acontecer político y cultural de la Argentina gracias a la intermediación del expresidente.
Tinelli, recordemos, recibía a Menem y sus acólitos en su programa, que oficiaba de plataforma de lanzamiento de campañas electorales mediáticas, avalado por la comunidad toda, en guiño de complicidad de una década, donde la verdad comenzó a ser violada en toda su evidencia… el inicio de un tiempo de bufones y cortes de los milagros, que se extiende hasta este presente, donde los peores dictan y rigen… “pizza y champagne” fue la “digna” consigna de este ex-presidente, que hoy tendrá en Argentina su monumento de mayores dimensiones que el Coloso de Rodas, ¿la nueva maravilla del mundo?… todo un pueblo vio coronada su mediocridad en Menem y su “farándula de ricos y famosos”, frase acuñada en aquel tiempo, en plena vigencia hoy, cual sello de distinción de la diferencia… un horizonte a alcanzar para una comunidad anestesiada, cobarde y frívola, grosera en sus maneras y modos.
La clausura de sentido, devenida, a lo que en un tiempo se denominó “inmortalizar lo trascendente”. Hombres-símbolo, legitimados en actos de vida y que han brindado a sus comunidades una alegría y un horizonte a alcanzar, merecerían sus nombres e imágenes replicadas en monumentos y calles, símbolos de agradecimiento y fraternidad de las comunidades que los han visto nacer y hacer, sin pedir nada a cambio…una inversión de ¿causalidad y de casualidad?, una trampa, un trueque de trascendencia por una obra…
La trampa se flexibiliza, se disfraza, se desnuda, y nada por debajo del éxtasis, de un mundo donde el ocultamiento de la verdad es el destino al que pareciera nos han condenado las fuerzas de la destrucción y de quienes desdramatizan, dramatizando acerca de apocalipsis cotidianos, que solo son llamados en sus deseos de permanecer, a cualquier costo, incluso cobrando la vida de nuestras comunidades, al borde del camino de la vida…
Y la educación que se promete y jamás llega… porque no desarticular el aparato parlamentario, ese enjambre de miles de legisladores ineficientes, y asesores por doquier, que se replican en cuanta Intendencia a lo largo y ancho de nuestros territorios, conformados, en su mayoría, por la “sacra familia” y “los siempre amigos/as”… no olvidemos embajadas, consulados, en el planeta, que acumula y rejunta a rentados por y para nada… jamás he recibido ayuda de ninguno de estos funcionarios, en instancias de riesgo o de peligro, en ningún país donde he estado, solo impericia y cobardía en la inacción, se aproxima el décimo aniversario de haber sido un “Desaparecido en Democracia”, el 17 de setiembre de 2005 y nada por debajo del éxtasis, en Montevideo, la embajada brilló por su ausencia, dejándome librado a mi suerte, solo este medio plural acudió en mi ayuda, ante la indiferencia de mi país, sus medios y autoridades…
Todo ese presupuesto, destinado a tanta masa amancebada, ¿no podría ser destinado a sueldos de profesores y maestros?… o es que solo la educación e instrucción son instancias menores…mantener a los educandos y educadores fuera del sistema, solo un trámite incómodo para los gobernantes… puedo solo decir ¡basta!, no da para más, no se puede ya jugar en el “laberinto” con el futuro de las nuevas generaciones, en nombre del ¿engaño?, del ¿embaucamiento?… ¿no es así?… gobernantes, vayan con sus cuentos a otro estadio de espacio y tiempo, pues la verdad se impone… pareciera que esta los desvela, los hostiga, los obsesiona y en general no saben qué hacer con ella… se han acostumbrado a subestimarla, maltratarla, manipularla abusivamente… algún día, quizás, descubrirán su sentido total, transparente y nítido… pero por ahora, no es más que un anhelo y frecuentemente una desesperación.

---O0O---


“Revolución, sin revolucionarios”. Ago. 28 - Eduardo Sanguinetti, Filósofo y Poeta Rioplatense


“¡Estamos aquí, todos nosotros!
con un pasado que nunca cesa
un futuro que nunca empieza
un presente que nunca acaba.”

(Eduardo Sanguinetti, Morbi Dei, Ed. Corregidor, Bs.As.1985)

El irresponsable y degradante comentario del candidato oficialista, Daniel Scioli, intentando torpemente (su habitual estilo), minimizar un acto de barbarie evidente, silenciar la represión que sufrieron, los ciudadanos tucumanos el 24 de agosto de 2015, en la Plaza Independencia, declarando su indignación, ante un presunto fraude en las elecciones celebradas dicho día, en Tucumán, deja en claro la nula vocación democrática del candidato y del gobierno que representa.
“Si Evita viviera”, frase que según pasaron los años, se sigue escribiendo en muros y paredes de las más diversas regiones de Argentina, una frase que proyectada en “acto de vida”, de esta mujer-personaje, que supera, su mera relación con los hechos históricos, taparía la boca del motonauta y lo llamaría a reflexionar, acerca de renunciar a su candidatura a presidente de la Argentina… sin dudarlo lo haría extensivo a los “otros” candidatos, los del discurso homónimo, ¿o es que algo ha muerto?.
Candidatura, para que la cual no está capacitado, ni en bagaje de idoneidad-conocimiento-responsabilidad, ni en la sensibilidad, que lo haría sentir y pensar al pueblo, no como algo lejano e intangible, sino como la voz que clama, sin ser oída, ni tenida en cuenta… solo el imaginario popular, un relato casi imaginario, para este inocultable oportunista y funcional a los intereses, de vaya a saber quién… conforma el guión de un film que se está escribiendo, del cual somos actores y espectadores.
“Argentina, hoy llora”, por una historia perdida, en su carácter de ciencia objetiva, comprobable, para adquirir el carácter de discurso: un nuevo tipo de relato cercano a la escritura de ficciones, aplicable a las oportunistas informaciones del aparato de medios, que opera dibujando una realidad inversa… Mientras desde las corporaciones económico-mediáticas, se le siga dando cámara y micrófono a los personeros del odio y la discriminación, como a Domingo Cavallo, no creeré en la inocencia de nadie, frente al espectáculo insano que nos ofrece a diario, la realidad dibujada por la prensa diaria y sus escribas…
Frente a la imposición del olvido y a la reconciliación amnésica del relato del poder, muchas de los mejores escritos de los últimos años, en Argentina, ejercieron una obstinada interrogación sobre la historia nacional y una polémica, en ciernes, cuando se silenciaba la voz de quienes clamaban con el relato histórico, no ficcionalizado: “nosotros”, los memoriosos, los silenciados, los jamás negociables.
Juicios y parcialidades, víctimas a cada instante de sus repugnancias y fantasmas, a los que convocan, estos candidatos-actores-funcionarios, arriesgan a torcer la proa de una historia, la argentina, ya de por si degradada, en su ficcionalización, en “la sombra de una grotesca representación”, donde “ellos”, asumen roles de virtuosidad, simulada, deplorando toda señal de dar sitial de honor a la ética y la virtud.
Tendrán alguna idea, estos candidatos, que, el núcleo sustancial y esencial del “drama argentino”, es construir desde la educación una cultura de excelencia, desde la universidad, los colegios públicos y centros culturales, reflejados en un profesorado que garantice idoneidad, capacidad y rigurosidad, ante la emergencia del instante, a un estudiantado dinámico y con ánimos de sentar las bases de una política de autodeterminación y emancipación cultural.
¿Con qué finalidad nos presentan a estos candidatos, enviados del olimpo financiero? Deviene lo anterior en una cobarde y oportunista intolerancia frente a cualquier manifestación original, en todas las expresiones que conforman la cultura o del disentimiento crítico sustentable, con apoyo teórico idóneo que representa el “peligro” de una discusión seria al volver a poner en juego algunos valores, revolucionando, en giro de 180º, al estado de las cosas.
La revolución no es únicamente una transformación de las estructuras sociales, de las instituciones del régimen, cómo se proclama a diario por la maquinaria oficial propagandística del gobierno y del slogan “cambiemos”, del “otro” candidato; es además una profunda y radical transformación de los hombres, de su conciencia, costumbres, valores y hábitos, de sus relaciones sociales.
La base fundamental del Hombre Nuevo, meditada por Ernesto “Che Guevara, es la educación. Es allí, donde se va a lograr el cambio de conciencia, ideológicamente hablando. De esta manera, se irá formando esa nueva generación, que crecerá, con un amor ferviente característico de un buen revolucionario; encontrando la fórmula para perpetuar en la vida cotidiana una actitud heroica-solidaria y fraterna… Un frente “hasta la victoria siempre”, se logrará con genuinos revolucionarios, con muy definidos fines y precisos sentimientos; para así realizar un caudal de acciones y hechos concretos orientados hacia un solo objetivo, lograr modificar el estado de las cosas del sistema imperante, que ha convertido las revoluciones en un sueño, sin revolucionarios.


---O0O---
Publicar un comentario

"PLUMA Y TINTERO" - Revista Literaria ahora en versión FLIP (libro Flash)