lunes, 3 de septiembre de 2012

Javier GAYTÁN


 

 
Desparacitación del prólogo
La poesía de Javier Gaytán surge del movimiento general indiscriminado de la vida fuera de todo precepto o norma impuestos al cuerpo, al instinto o al deseo. Su abstracción viene de las claves de la sangre fresca o seca, del viento, las sensaciones sexuales confundidas con ternuras avispas e imágenes renovadas de otro amor. Entre sus palabras se arremolinan todas las versiones de lo humano: el niño es estatua, el hombre una mujer, la mujer la vagina del misterio, la Atenea giganta que no denosta al escroto y bebe estirpes hormonales; ahí, las membranas son lentes del infinito y le permiten sagradas ósmosis. Versos libérrimos y formas clásicas de la poesía se suceden encarándonos al lodo, a la estrella que nos representa, a la rata explotada bajo la llanta, a las chispas en oleaje del orgasmo.

Sembrada de neopalabras violentas, fisuras y finuras sensuales y majestuosa aceptación cloacal, la escritura de Javier enfurece, duele, arde como limón y sal en un raspón, se clava, porque enfrenta nuestra hipocresía, vuelve aurática la inocencia y nos enamora del abismo.

Elia Espinosa
Publicar un comentario

"PLUMA Y TINTERO" - Revista Literaria ahora en versión FLIP (libro Flash)