miércoles, 6 de marzo de 2013

XIII Bienal Internacional de Fotografía de Córdoba





Hoy miércoles día 6 de marzo a las 20.30 h inauguraremos en SALA2 (espacio anexo de Sala Aires), la exposición de fotografía del artista Guillermo Perea Piñero, dentro del marco de la XIII Bienal Internacional de Fotografía de Córdoba.

Bajo el título "En el mismo costado", la exposición podrá visitarse en horario de 18 a 20 horas, hasta el 5 de mayo de 2013.

Sirva la presente como invitación al evento. Rogamos la difusión de la noticia. Gracias

Saludos cordiales

Daniel Arenas Rodríguez
 Asociación Cultural Aires de Córdoba - Sala Aires - CIALEC
 c/ Arguiñán, 2, 2º- 14002 Córdoba (España)
 Tel. +34 957 486328 - Fax. +34 957 471258
www.airesdecordoba.com

 

GUILLERMO PEREA PIÑERO.- Mi nombre es Guillermo Perea Piñero, y soy fotógrafo. Mi trabajo se  desarrolla fundamentalmente en Cádiz, Córdoba, Barcelona, Torino (Italia) y paralelamente alrededor de los diferentes lugares del mundo que he tenido la oportunidad de visitar en forma de viaje (Tailandia, Nueva York, Rusia, Estambul, Rumanía, etc.). He realizado exposiciones en Córdoba, Torino y México, donde el archivo histórico conserva una obra mía (para más información pueden pedir referencias en la Fundación Aires de Córdoba). Mi proyecto fotográfico está ideado para ser expuesto en la Sala Aires de Córdoba, en la que, de ser seleccionado para participar en la sección paralela de la XIII Bienal Internacional de Fotografía de Córdoba se montaría y exhibiría.
 

El Por qué de la fotografía:

Soy el gordo, el que no juega al fútbol en el recreo, el gafotas, el empollón, el que siempre está con las niñas, el que llama la atención, el que no va a la playa, el maricón, ese soy yo. Poco a poco, va dejando de importar, aunque siga afectando, los sentimientos se retuercen y aprisionan en una cápsula envuelta por un armazón cada vez más grande, hasta que uno mismo cree que no le afecta nada y nadie puede herirle. Un día, me doy cuenta de que no hay nada más triste que ser inaccesible con las personas…, que no te puedan herir incluye poco a poco que tampoco puedan hacerte feliz, por lo que en definitiva es aislarse del resto. El refugio de mis sentimientos y mi consciencia de ellos siempre ha sido a través del arte, desde un punto de vista pasivo, sintiéndome inmerso en cuadros de Hopper, de Chirico, Böcklin y demás.

Es por esto que cuando aparece la fotografía en mi vida como manera de acción artística me siento realmente afortunado, y desde siempre ha sido mi objetivo el expresarme a través de ella, no la aceptación o la crítica. Esto es tan así, que al principio tenía tan escondido el resultado del hobby como anterioRmente estaban los sentimientos, aunque más tarde y lentamente, fui mostrando mis creaciones sin decir en ningún momento qué quería decir con ellas ni porqué las hacía así y no de otra manera, o porqué eso en vez de otra cosa… mi respuesta a esto siempre ha sido hermética.
 

La idea para la Bienal:

Mi trabajo actual, que llevo desarrollando durante ya más de 5 años de forma ininterrumpida consiste en analizar los puntos en común de amigos o conocidos míos, que en principio pueden parecer muy contrarios a mí, pero que poco a poco vamos conociendo lazos de unión, ya sean actitudes, conceptos o maneras de mostrarse o de almacenar y expresar los sentimientos.

A través de retratos en situaciones que yo elijo y vestimenta que eligen los modelos de las fotografías, y gracias a la relación ya existente entre nosotros, consigo esa conexión artista-modelo para la expresión fotográfica de lo que me une a esa persona. En ese momento la imagen capturada es una viva representación de una parte de mi interior y confío que esa imagen pueda llegar a la persona que coincida con nosotros en ese sentimiento o planteamiento en concreto. No obstante es muy interesante el enigma que

 crea el observador, la historia que narra para argumentar la situación que se muestra en la obra e incluso la facilidad con la que explica, con la misma fotografía, un sentimiento distinto al que era mi intención expresar, es de este modo como el público puede hacer suya la fotografía de modo absoluto. Las influencias principales que he tenido a lo largo de mi vida son de pintores de todo tipo, como pueden ser, aparte de los comentados anteriormente, Sir Lawrence Alma Tadema, Thomas Couture, Tamara de Lempicka, Frida Kahlo, Julio Romero de Torres ó Magritte; escultores como Giacometti ó Michelangelo y escritores, principalmente Juan Ramón Jimenez, especialmente en su libro “En el otro costado” como forma de ver el arte y el pensamiento. De este modo concibo mis obras más como pintura, que como una fotografía, trabajando en ellas una vez capturadas, expresándome también tras el trabajo del revelado digital.

Es por todo esto que comento y algún dato más como la elección de los títulos, con aspecto barroco y enrevesado para que su lectura no condicione la visión de la imagen, por lo que confío en que comprenderán la ilusión que me hace poder optar a realizar una exposición en la Bienal de Fotografía de Córdoba, ciudad en la que vivo actualmente y desde hace cinco años y con la que llegó la fotografía a mi vida, dado que la temática coincide perfectamente no sólo con el trabajo realizado durante los dos últimos años, sino con mi trayectoria completa como artista.


La Exposición:

Al poder relacionar toda mi obra con el argumento y las bases de esta Bienal, me he decantado por realizar una recopilación de todas las obras que más significan para mi, las que considero un mayor éxito por lo complejo de su expresión y por la afinidad de éstas hacia la temática de la Bienal. Su nombre será “En el mismo costado” ya que mi forma de expresión y de entender las fotografías se basan mucho en la magnífica idea del libro de Juan Ramón Jiménez que antes comenté donde escribe poesía en prosa plasmando todo lo que se le pasa por la mente, al ritmo al que se le pasa, tenga sentido o no y contradiciéndose en muchas de las ocasiones. Mi vínculo con estas escrituras es tan grande que decido llamarlo así, en el mismo costado, haciendo referencia a la falta de originalidad que aparece en mi generación (yo incluido) la cual tiene que, a mi entender, contemplar, leer, vivir algo mejor para degenerarlo y estropearlo (sin mala intención) en el camino de la expresión de uno mismo.

 
Publicar un comentario

"PLUMA Y TINTERO" - Revista Literaria ahora en versión FLIP (libro Flash)