martes, 7 de febrero de 2017

Varios artículos de EDUARDO SANGUINETTI - Filósofo argentino




Fragmentos ensimismados - Feb 4, 2017 - Por: Eduardo Sanguinetti, Filósofo


Podemos decir, sin ser hábiles expertos, que detrás del espectáculo de la democracia, lo que está instalado en realidad es un poderoso deseo de control a los pueblos. Noam Chomsky avizoró el porvenir, que es hoy, cuando dijo: “Los medios de comunicación son a la democracia lo que la propaganda es a la dictadura”.
La innegable revolución de las comunicaciones, a través de la Web, ha conectado a todas las naciones y a todos los servicios de inteligencia del planeta. Significa que los grupos dominantes multiplican su poder gracias a Internet.
En este tiempo, difuso, aparentemente desconcertante, por el que transitamos, donde pareciera que todo va a modificar su rumbo, observo a multitudes marchando, denunciando el odio y la discriminación, con rostros enrojecidos por odio e ira inocultable, marchas apuntaladas por hipócritas gobernantes y ex-gobernantes de las más diversas regiones del planeta, ceos de multinacionales, corporaciones mediáticas excluyentes, aparatos organizados para organizar logísticamente, caos en el caos…
Me pregunto, ¿Trump es el motivo?, pues hace no demasiadas semanas el terrorismo era la amenaza, basta leer las denuncias de Obama y su séquito de sobones, sobre medidas extremas a tomar con musulmanes, para corroborar lo que afirmo… ¿hoy el terrorismo es Trump?, rústico, soberbio, violento Trump cristaliza sus sueños de vigilia, de cumplir lo anunciado en campaña electoral, cuando todos los pronósticos de los medios monopólicos lo daban como perdedor absoluto y rotundo. A pesar de promesas de construcción de muros espantosos, de expulsión de migrantes de todos los sitios del mundo y demás desmesuras, Trump el “Aprendiz de Brujo”, fue elegido en elecciones pasadas, presidente de Estados Unidos.
Agencias de informaciones falaces, pulmones donde la mentira encuentra aire, para que la opinión pública respire bajo sus latidos bursátiles, lo que equivale a poder manifestar, que estas agencias, tienen aptitud para perturbar el desarrollo de un hecho genuino, real, al procurar su fracaso o fomentar el avance de un proceso in-auténtico, facilitando su éxito ¡y al carajo con la historicidad y la verdad!
No olvidemos que, a mediados de los 50 -pese a los silbidos, gritos y marchas multitudinarias que cosechó Richard Nixon en su gira continental- la hegemonía yanqui se consolidó. Latinoamérica vivió efervescente y rebelde, mientras el Imperio, ponía en funcionamiento un aparato represor de magnitud atroz, frenando las marejadas de descontento y bronca, a la colonización puesta en acto.
El relato de nuestra vida es el “saldo de una causa” que intentamos dar a conocer, del pensamiento que servimos, de la autoridad que justifica nuestros actos, que hoy no puede ser dicho ni siquiera meditado. Instancia a la que se llegó en función de múltiples estrategias de las manipuladoras corporaciones económico mediáticas internacionales y de las multinacionales explotadoras y genocidas, al servicio de aniquilar el pensamiento, las ideas, los ideales y el acto creativo, signos puntuales de nuestra condición de ser.
Los que no nos sometemos al dictamen de empresarios gobernantes, ignorantes funcionarios del simulacro, estamos extremadamente condicionados y amenazados de muerte, por los mononeuronales que dictan y rigen en la sobrevida de multitudes amancebadas y esclavizadas, identificadas aún sin haberlo internalizado, en ser esclavizados a tendencias misóginas en acto, eliminando la diferencia, devenida en el deber ser de nuestra especie. Anacronismo y homogeneidad se manifiestan cual clero secular en la permanente campaña de consenso a presión en el desdibujado acontecer político, social y cultural del planeta… sin dudas, tanto más peligrosos cuanto menos se discuten, murmuran y denuncian.
Estamos dotados naturalmente de la capacidad para dar lugar a este mundo, donde todos seamos partícipes y dueños de nuestros destinos, prescindiendo de gobernantes, que dicten derroteros de naciones sojuzgadas por tendencias que les son ajenas, de medios pudibundos de comunicación falaz, que fabrican realidades fraguadas en centros de inteligencia, fieles a la violencia, de empresarios “amigos”, que exploten los recursos, en detrimento de una humanidad sometida, que se asimila al “relato oficial”.
Un claro ejemplo de ficcionalizar la Historia ha quedado instalado por el ¿periodista? uruguayo, Gerardo Sotelo, en una entrevista por demás densa y funcional al sistema vigente, intentando con lenguaje procaz, desdibujar la figura de un héroe Ernesto “Che” Guevara, prohombre de la última revolución genuina y auténtica, llevada a cabo por el “glorioso” pueblo cubano: “El Che Guevara era un criminal con todas las letras” (ECOS, Uruguay, 29-1-2017)… no he encontrado ningún hombre de medios en Uruguay, que respondiera a este y otros conceptos vertidos por este locutor, soberbio y bastante excluyente, por cierto.
Afirmo que sin una confianza en el individuo, no tiene absolutamente ningún sentido hablar de autonomía y de libre albedrío. El nuevo ideal de comunidad, se funda sobre el concepto de que el individuo posee una reserva que es irreductible a los ordenamientos sociales del poder tradicional. Pero si no se tiene confianza en una reserva en el ámbito del sujeto que constituye la fuente del cambio, ¿cómo devendrá el cambio?, ¿con represión?, al mejor modo de dictaduras del pasado, ¿imponiendo criterios epidérmicos, fuera de las prisas de un pueblo?, hoy en estado de estupor, ante los atropellos a las libertades y derechos avasallados, por decretos de necesidad y ¿urgencia?… ONG ávidas en su necesidad de acumular, apuntaladas por empresas del establishment y la banca privada.
Mi ideal no busca definir un sujeto oprimido -al cual liberar-, y se dirige en cambio a favorecer las luchas de los diversos grupos ofreciendo análisis, estrategias, así como críticas políticas y teóricas de las diferentes opresiones y desviaciones que malversan el accionar político de un gobierno como el de Macri, por ejemplo, en permanente confrontación, con el pasado y sus espectros, oponiendo e inoculando temor a su temor, en su intento, de gobernar Argentina… y pregunto: ¿habrá cumplido con el servicio militar obligatorio Macri?, ¿se habrá ofrecido como voluntario para ir a luchar por la patria en la guerra de Malvinas?… pues en su entorno hay demasiados milicos, que como funcionarios pontifican acerca de las bondades de la genocida dictadura y sus horrores.
En los análisis y en las luchas es posible abrir espacios concretos de libertad en el campo social y político, donde reside el valor de un nuevo ideal pos contemporáneo, acorde a las necesidades del presente, que deben ser tratadas con las urgencias de un recién nacido, desalojando del mundo aguijones anquilosados de corruptelas y sangre de pueblos derramada en nombre de ningún sentido humanista, sólo negociados y delirios de poder… no es tarea de ‘pálidos seminaristas’, decidirse a remover la mentira convertida en verdad simulada, promovida por el imperio y sus acólitos. Algo que tengo muy claro es que a nuestro mundo hay que desparasitarlo ya.

---o0o---


"Rumanía harta de gobernantes estafadores"Febrero 7-2017Eduardo Sanguinetti, filósofo argentino



RUMANÍA NO CEDE CASI UN MILLÓN DE CIUDADANOS PIDEN LA RENUNCIA DEL GOBIERNO, TRAS 6 DÍAS DE MARCHAS CONTINUAS.

“El Gobierno nos ha fallado escandalosamente. Que hayan dado marcha atrás no significa nada. ¡Prácticamente han pretendido legalizar el robo! Qué renuncien todos!”, dice Calin Iacob, un estudiante de Derecho, palabras que se replican por miles. Como la enfermera Ciobanu que afirma que seguirá saliendo a la calle o realizando todo tipo de protestas “imaginativas” para “preservar la democracia”. Cuenta que, salvando ciertas distancias, la marea humana de estos últimos días le recuerda mucho a otra vivida en diciembre de 1989, cuando su clamor y el de cientos de miles de rumanos logró derribar al tirano Nicolae Ceaucescu. “Protestar, salir a la calle contra las injusticias, funciona; no lo olvidemos, debe renunciar el gobierno al que he votado hace un par de meses”, recalca la mujer con una pequeña sonrisa.
¡VIVA RUMANIA! ESTO ES UN PUEBLO HACIENDO VALER SUS DERECHOS EN LIBERTAD Y SIN TEMOR. ¡BRAVO!

Imagen en carpeta revista nº 40

---o0o---


OPINIÓN - Legitimación de la estafaFeb 11, 2017 | Por: Eduardo Sanguinetti, Filósofo // Mi editorial publicado hoy en diario La República (Uruguay)



La esclavitud, sutilmente, suavemente, cruelmente, se ha instalado en esta tierra. Nunca dejó de estar presente, bajo la “pesada bota” de simuladas democracias procedimentales, construidas en mesa de informaciones de inteligencia, que construyen nuestra vida, creo que así la denominábamos.
El desparpajo y la estafa, han tomado perfiles atroces… el modelo neoliberal “mano pulite”, sangriento, represor, en el que la libertad de expresión se ha eliminado, nos convierten en víctimas de la violencia, desidia y avidez, de empresariuchos, “medio pelo” en leve ascenso, farándula prostituta, trolls rentados, divas centenarias blindadas por su apego a la simulación y a los milicos genocidas y los denominados “celebrities”, invento de los medios “basura”, publicitados hasta el cansancio en cuánto pasquín publican infectas corporaciones económico mediáticas, operadoras esenciales en el “teatro bufo” que debemos soportar los que no ignoramos de qué manera se dibuja el paisaje de la mentira y la farsa, hoy en acto de haberse convertido en “modo de vida”, asimilado a las maneras y modos de los pueblos, títeres de quienes dictan y rigen en el planeta… ¿o creen que el disenso o la adhesión en masa son espontáneos?
Si la ley es el límite, la legitimación a favor de las burguesías oligarcas y corporacionistas, excede abundantemente a la propia ley; son la coartada de la ley, su límite ilimitado.
Los que siempre resistimos al fascismo, no deseamos de ningún modo ser condenados a morir, en tiempos de sueños a destiempo y fuera de temporada, donde mandan soberbios, ignorantes, inseguros, represores, incapaces, excluyentes y sobe todo indiferentes al devenir de los pueblos.
La indiferencia casi siempre es mayoritaria, a veces feroz, desenfrenada, es la campeona de la inconsciencia colectiva, de la desatención general de una comunidad, como la argentina, hoy hambreada, mordiendo rabia, impotente ante el desparpajo, en la instauración de un silenciamiento absoluto, de la libertad de expresión, del disentimiento a una administración, que a fuerza de decretazos, ha dejado fuera del camino de la vida, a millones de ciudadanos.
Cuánta angustia la de los marginados y excluidos en la Argentina de Macri, y de los que están en trance de serlo, de los que se aferran a un nombre, una conciencia e incluso a veces a un “domicilio fijo”, que ya no existe.
Cada uno es presa de ese cuerpo al que debe alimentar, abrigar, cuidar y que le pesa dolorosamente… esas miradas tan viejas, que la miseria y el hambre, instala hoy en los rostros, incluso de los jóvenes y niños, abandonados a la suerte de un futuro inexistente, de continuar el proceso de demolición al que están expuestos… nada de lo que manifiesto, llega a rozar siquiera, el acontecer de este tiempo que experimenta el pueblo argentino.
Mientras tanto, día a día, se precariza de manera atroz el nivel de sobrevida del pueblo, sin dejar de exhortar a mantener la confianza, con desconfianza, de que “algo cambiará”, ¿por milagro?, ¿por decreto se arribará a un modo de vida pleno? ¿No será preciso e indispensable hacer “tronar el escarmiento”?
Se desintegran las instituciones del Estado, se eliminan los derechos y garantías, presentes en la Constitución, “archivada”, creo jamás fue legitimada en totalidad, en actos de gobierno… todo se hace para avanzar en el desierto de la incertidumbre, en nombre del sin sentido, ¿pero en función de qué?, ¿qué desastre o calamidad peor devendría, que los paliativos degradantes, que se utilizan para “eliminar” los “males” que supuestamente aquejan al pueblo?
El discurso que falsea la realidad, que permanentemente se refugia en un pasado peor, el que desvía el sentir y pensar hacia problemas inexistentes, que pertenecen al espacio de lo judicial, como puede ser la corrupción de funcionarios traidores, de todos los gobiernos, que han tenido y tienen su espacio en Argentina… ese discurso que promete -lo que jamás cumplirá- es insostenible en el espacio de la verdad, nos remite al pasado funesto de dictaduras, que remueven sin cesar la nostalgia de tiempos, que pensábamos habían quedado en la memoria y el olvido: resurrección de los espectros.
Los actos legitimados, por quienes estamos comprometidos con la vida de los pueblos, con las libertades individuales, con los derechos humanos en semiplena vigencia, con la igualdad, la solidaridad y la verdad, nos hacen llegar a ser legítimos herederos de los prohombres de toda la historia de la civilización, intentando resistir al poder de las bestias imperiales y sus acólitos.
Renacemos en cada ser silenciado, en cada ser que sufre por hambre y exclusión, en cada ser perseguido por disentir con el sistema genocida que se instaló en el mundo.
Un muerto, un desaparecido, un silenciado, un amenazado, un preso en circunstancias arbitrarias, que deviene del accionar de gobiernos neoliberales genocidas, no ameritan justificación política de ningún tipo. Los pueblos deben hacer valer sus derechos unidos, pues el mayor porcentaje de violencia que se requiere para frenar el accionar de estos pueblos que piden justicia, es el mejor testimonio de que las contradicciones son aberrantes y que las consabidas “condiciones” son una realidad objetiva.
No olvidemos jamás, que protestar es un derecho y reprimir un delito… ser libres un derecho y un deber que debemos conseguir, a pesar de los militantes de la represión y de la violencia terrorista de gobiernos en actos de esclavizar y sojuzgar.
Somos el viento, y con persistencia llevaremos a cabo la tarea de “barrer la basura” que lo contamina todo, en metáfora, me refiero a funcionarios que con total desparpajo dejan librados a su suerte a pueblos con hambre, desesperanza y hartos de tanta vejación.
Heredero de la modernidad, fraguada en encuentros y desencuentros, pero siempre fiel a la tradición de manifestarme en verdad y libertad, indispensables para llevar a cabo una concienzuda investigación del pasado reciente, tan arbitrario y mezquino en quienes debieron en tiempo y forma escribir sobre él… soy un contemporáneo de esta actualidad crítica y de riesgo extremo, en la que pareciera que todo se ha fundido en un pantano, eliminando los principios éticos, que hacen al ser y la comunidad; impedir que quienes han estafado, robado, asesinado, violado, mentido, desde sus funciones ejecutivas, legislativas, utilicen la palabra “Justicia”, en torpes y oportunistas discursos de mesa de dinero, simulando un simulacro de gobernabilidad que no es tal.
Nietzsche sostiene que el ser humano es tal en la medida en que puede usar el pasado para el presente, y llama “hombre histórico” a aquel cuya visión del pasado lo conduce al futuro. Queda por peguntarnos: ¿cuál es nuestro anhelo para el futuro?… y además como ya fue escrito, lloverá siempre, siempre.

---o0o---

¡Yo pienso! - #Opinión – Con: Eduardo Sanguinetti

www.radiotvradio.com - Medio de Comunicación Social transmitiendo las 24 horas desde Mérida.

¡Yo pienso! - Feb 16 a las 3:10 PM
Medio de Comunicación Social transmitiendo las 24 horas desde Mérida. Venezuela.

No intento ya establecer claramente si Macri es Massa, Máximo es Mínimo, o Scioli es el ‘exiliado de la mesa de Mirtha Legrand’, tal vez Stolbizer dirá lo contrario o Pamela seguirá celebrando en su programa matutino a Macri y familia: “Por favor, quiero volver a revivir la foto del balcón con Juliana (Awada), con Mauricio (Macri) y Antonia. Una familia blanca, hermosa, pura”, me parece de Perogrullo instalar el saber como valor de este tiempo degradante, sólo para Pokemones…

Existe espacio solo para lo falaz, lo real-real o ficcionalizado, es evitado de manera estricta y el relato de la historia fue eliminado en silencio y sin remordimiento.

Periodistas y comunicadores rentados, que en calidad de ‘notarios’, ‘escribas’ de las macro corporaciones económico-mediáticas de Argentina, ofrecen en sus eficaces artículos y notas de barricada noticias fraudulentas, que marcan pautas de comportamiento rutinario, anunciando, por elevación, que nada cambiará en este país: la inseguridad, la justicia de la mano del poder, la ignorancia, la compra de aplausos, la mediocridad, el asesinato, la mentira, la cobardía, la incapacidad, la corruptela, seguirán siendo el flagelo de los que pensamos y deseamos “otra Argentina, otro mundo”… un tiempo y un pueblo que han dejado de ser en absoluto a mis ojos y sentir, en el más estricto sentido ontológico… que “han dejado de ser y vivir de este lado del mundo”. No los percibo como habitantes de esta tierra, más bien son parte del magnífico ensayo del gran Adolfo Bioy Casares: “La invención de Morel”.

Cual alegoría del hoy, el jefe de Gabinete de Macri, Marcos Peña, ha dejado bien en claro lo que manifiesto en su rudimentaria y torpe manera de intentar decir algo: “El pensamiento crítico le puede hacer daño a la Argentina”, agregando cual ‘tiro de gracia’, que “ser entusiasta y optimista es ser inteligente” y que para el Gobierno, “pensar” no es tan importante. Para corroborar los dichos de Peña basta recordar algunos ¿discursos? del presidente Macri, en los que se cristaliza la ausencia de un pensamiento o de una idea elevada a símbolo.

Queda muy claro, que ningún denominado ‘pensador’, ‘intelectual’, ‘artista’ ha levantado la voz para llamar a un simposio, para tratar con urgencia “el exilio del pensamiento”, o intentar, cual Requiem, cantar un Himno de despedida a la clausura de sentido del pensamiento… ¡no!, nadie ha comentado, murmurado ni susurrado palabra alguna, intentando redimir al pensamiento, como fuente de conocimiento, devenido en responsabilidad. Así entiendo que el saber, la crítica y la teoría, devenidas en pensamiento, no son sólidos, no representan nada en Argentina, lo único válido es ser optimista, como lo han sido todos los tiranos de la historia.

El acto de no pensar, implica en este caso una afirmación de impotencia “entusiasta”, una negación de un acto de vida, apuntalado por el discurrir del pensamiento de miles de talentos que han vivido y transitado esta tierra, que le han otorgado sentido vital al saber, que todo es interrogante y duda, que nadie es nada y lo es todo.

Este, mi discurso, es una respuesta al avasallamiento de la represión de quienes pretenden instalar un metarrelato de ‘gendarmes’ del orden, esas gentes de todas las vertientes y roles, que no soportan el peso específico del pensamiento, porque en el fondo le temen al mundo y a la vida, y de ahí, los brotes de odio, resentimiento, sarcasmo y locura, hoy en acto.

Si lo que desean es inocular desaliento en nosotros los pensantes, se equivocan de trama, pues la impunidad del empresariado que ha logrado triunfos pasajeros en estos años, en lo financiero y especulativo, infiltrado incluso en ONG y Fundaciones, pseudo-artistas-policías, con trayectorias inventadas, dejando al borde a los legítimos, malogrando las operaciones culturales auténticas… espacio para farsantes, en funciones ejecutivas y hacedoras de basura, mercadeada en lavados a repetición.

Debo representar una respuesta a lo manifestado por Peña, ¿cómo pensar en Argentina hoy?, ¿prohibido pensar?, ¿en qué circunstancias se puede pensar críticamente lo real?

Los personajes pertenecientes al selecto grupo de pensadores argentinos, creo, alguno queda, construiremos un diálogo, pensando, un presupuesto teórico, basado en experiencias vividas, en alegría, sufrimiento y placer, creando un mundo autónomo, en el que la posibilidad desmesurada de tener nuestras propias leyes… estamos en condiciones de pensar, tenemos un back ground formidable, en el que el ímpetu de renovar, de cambiar el estado de las cosas, se antepone a los actos y las voces agrias de los que jamás se han atrevido a vivir y gozar.

Comunico lo incomunicable, y no hay ningún rastro de concesiones a los prejuicios y a decir la verdad: “El fiscal federal Federico Delgado, impulsó ante el juez Sebastián Casanello, la denuncia presentada por los directivos del Instituto “Arturo E. Sampay”, contra el presidente Mauricio Macri, su jefe de Gabinete, la totalidad de su equipo económico y los diputados y senadores que votaron la ley que posibilitó el pago a los fondos buitre, por los delitos de “Traición a la patria, administración fraudulenta en perjuicio del Estado Nacional y violación a los deberes de funcionario público.” ¿Habrán pensado en el momento de pagar a los fondos buitres?, o sólo fue un acto “entusiasta y optimista” de funcionarios ‘inteligentes’.

---o0o---



Publicar un comentario

"PLUMA Y TINTERO" - Revista Literaria ahora en versión FLIP (libro Flash)